Gunvor pagaba tarifa por cada barril a dos ecuatorianos, según el Departamento de Justicia de EE.UU.

En septiembre del 2021 se prevé ampliar la extracción de crudo del bloque ITT, específicamente con Ishpingo. Foto: Archivo / EL COMERCIO

En septiembre del 2021 se prevé ampliar la extracción de crudo del bloque ITT, específicamente con Ishpingo. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Ecuador mantiene cinco contratos de preventa de petróleo y operaciones de venta a largo plazo con firmas asiáticas y de Medio Oriente. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La delación del canadiense Raymond Kohut, exempleado de Gunvor, revela el esquema de corrupción que funcionó en Petroecuador y que incluía el pago de tarifas a intermediarios, quienes ayudaron a ocultar un sistema de coimas.

En los documentos del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Kohut entregó detalles sobre cómo tres funcionarios ecuatorianos ayudaron, entre 2012 y 2019, a que Gunvor se quedara con petróleo y fuel oil, que Petroecuador había entregado a compañías estatales asiáticas y de Medio Oriente, a través de las preventas petroleras.

Un ejemplo de cómo se montó este esquema de corrupción se explica en una comunicación del 13 de octubre del 2014. Gunvor envió un correo electrónico a la dirección personal de Kohut.

La comunicación giraba en torno a un documento borrador que se elaboraba en Petroecuador para lograr la venta de petróleo ecuatoriano.

El empleado de Gunvor le dijo a Kohut que su contacto (el funcionario ecuatoriano) “está tomando la iniciativa de este caso” y que “nosotros podemos editar (el documento)”.

Kohut contó que desde el momento que se planificaba la venta de petróleo contaban con la influencia de sus contactos. Luego, para concretar el monto de los sobornos, se mantuvieron reuniones en Estados Unidos.

Una de estas reuniones se dio el 26 de mayo del 2016. En la cita estuvo el funcionario ecuatoriano. Se realizó en la casa dos personas identificadas como Consultor 1 y Consultor 2, en Miami. La reunión fue para discutir cómo se pagarían los sobornos.

Según la delación, Consultor 1 es un ciudadano ecuatoriano, con residencia en Estados Unidos y España. Consultor 2 es otro ecuatoriano pariente de Consultor 1.

Ambos, según Kohut, tenían empresas fantasmas en Singapur y Bahamas, a través de las cuales se creaban “consultorías” falsas y se emitían facturas para esconder el pago de soborno. Por este trabajo ellos cobraban una tarifa por cada barril de petróleo.

El exempleado de Gunvor dijo que se cancelaron USD 22 millones en sobornos. Uno de los sobornos se concretó el 2 de junio del 2016 y su monto fue de USD 228 500.

Los dos consultores enviaron el dinero desde una cuenta bancaria en Islas Caimán hasta otra en Nueva York, que estaba a nombre de empresas fachadas y de allí a Panamá. Esta última cuenta pertenecía a un familiar del funcionario de Petroecuador.

El mismo sistema se usó para pagar a otros dos altos cargos del gobierno ecuatoriano.