27 de octubre de 2017 16:49

Granizada de hasta 25 centímetros afectó el alcantarillado en el sector La Santiago, sur de Quito

El sector de la Santiago, sur de Quito, tras las lluvias del jueves. Foto: Daniel Romero / EL COMERCIO

El sector de la Santiago, sur de Quito, tras las lluvias del jueves. Foto: Daniel Romero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Daniel Romero

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los moradores del sector de La Santiago, en el sur de Quito, madrugaron el jueves, 26 de octubre del 2017, para sacar el agua y limpiar el lodo que dejó la granizada. En ese punto de la ciudad, la lluvia que cayó en horas de la tarde inundó la intersección de las calles Mariscal Sucre y Quichuas.

Quienes viven en ese sector concuerdan en que una inundación no se había dado, al menos en los últimos 20 años. Wilson Ordoñez fue uno de los moradores que la mañana del jueves tuvo que sacar tierra y agua de su local comercial.

“Por la Mariscal Sucre, en sentido sur-norte bajaban escombro con el agua. Eso más el granizo taponó todo y el agua empezó a filtrarse a las casas y negocios. El lodazal fue desfogado por los sumideros. Ojalá que eso no termine por taparlos”, comentó.

Sonia Costa observó la acumulación de agua desde su negocio, ubicado en la esquina de Quichuas y Mariscal Sucre. “Cayó de golpe el granizo y empezó a inundarse después con la lluvia. Que yo recuerde, solo 20 años atrás se dio algo similar. Claro que no había las alcantarillas que hay hoy”, dijo.

Para Andrés Zumba, la acumulación de agua también tiene que ver con la mala disposición de desechos y escombros. En la calle S 133, por ejemplo, hay material de construcción y basura en las esquinas. “Es necesario aquí unos contenedores o botes de basura”, señaló.

Según la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps), el alcantarillado de la zona fue afectada por la intensa lluvia acompañada de masas de hielo (granizo) que llegaron hasta los 25 centímetros de espesor.

Para enfrentar la emergencia, esa entidad despachó 12 operarios, dos hidrosuccionadores y maquinaria menor. El trabajo de desfogue del agua tomó cerca de una hora. Según los vecinos la lluvia inició cerca de las 16:00 y la limpieza en las vías se extendió hasta las 20:00.

La Epmaps informó que, como medida de prevención, reforzó la limpieza de sumideros en los pasos deprimidos. Este trabajo se lo realiza en las noches con el objetivo de evitar emergencias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)