21 de August de 2009 00:00

Ningún funcionario mexicano podrá ganar más que el Presidente

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Ciudad de México, DPA

El presidente de México, Felipe Calderón, promulgó hoy una reforma constitucional que prohíbe a los funcionarios cobrar más que el presidente de la República, para evitar que el salario se use "como un botín".

"Debemos evitar situaciones de franco abuso en los ingresos de los servidores públicos que han llegado a presentarse. Asimismo, ponemos un alto a la discrecionalidad en la fijación de los salarios", dijo Calderón al estampar su firma.

"El sueldo debe servir para vivir con decoro y no ser visto como un botín", agregó, en medio de una fuerte contracción de la economía mexicana por la crisis internacional que ha obligado al gobierno a tomar medidas de ajuste.

La reforma, aprobada hace un mes por el Congreso, modifica o hace agregados a seis artículos de la Constitución. El punto principal es que se fija un tope a las remuneraciones de los servidores públicos, que no sólo deberán tener un sueldo anual menor al del presidente, sino también a su superior jerárquico inmediato, de acuerdo a sus responsabilidades y a un tabulador.

Calderón afirmó que la reforma permite armonizar en todo el país la regulación de los salarios públicos, a fin de que no existan disparidades entre regiones y niveles de gobierno, y señaló que no se trata sólo de evitar dispendios, sino también de reducir el gasto público. "Hoy México enfrenta una situación compleja derivada de la crisis económica internacional que ha tenido efectos negativos en la economía y el empleo", dijo.

México anunció en julio un recorte adicional de 50 000 millones de pesos (unos 3 850 millones de dólares) en el gasto público, debido a una drástica caída de recursos registrada este año por menores precios del petróleo e ingresos fiscales.

En el segundo trimestre el Producto Interno Bruto de México (PIB) se contrajo el 10,3 por ciento, la cifra más alta desde 1981, cuando comenzaron a realizarse las mediciones trimestrales. El presidente mexicano señaló que las autoridades deben acompañar "el gran esfuerzo" que están haciendo los ciudadanos evitando "prácticas de corrupción, despilfarro y malos manejos de dinero".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)