Francia, Alemania y Reino Unido cuestionan que Irán enriquezca uranio al 60%

Además de acumular uranio, el Gobierno de Irán planea también instalar 1 000 nuevas centrifugadoras en su planta nuclear Natanz. Foto: EFE

Además de acumular uranio, el Gobierno de Irán planea también instalar 1 000 nuevas centrifugadoras en su planta nuclear Natanz. Foto: EFE

Además de acumular uranio, el Gobierno de Irán planea también instalar 1 000 nuevas centrifugadoras en su planta nuclear Natanz. Foto: EFE

Francia, Alemania y el Reino Unido consideraron este miércoles 14 de abril del 2021 “grave” e injustificado que Irán haya decidido comenzar a enriquecer uranio a una pureza del 60% en respuesta al sabotaje a su planta de Natanz, del que culpa a Israel.

“Es un paso grave porque la producción de uranio altamente enriquecido constituye una etapa importante para la producción de un arma nuclear. Irán no tiene ninguna necesidad civil creíble que justifique tal tasa de enriquecimiento”, dijeron los portavoces de los Ministerios de Exteriores de los tres países en un comunicado.

Su nota expresó su preocupación conjunta ante la noticia de que el Ejecutivo iraní planea también instalar 1 000 nuevas centrifugadoras en Natanz, “lo que como consecuencia aumentará significativamente la capacidad de enriquecimiento de Irán“.

Para los tres países, estos anuncios “son particularmente lamentables” en un momento en que Estados Unidos y los participantes en el pacto nuclear, conocido como JCPOA por sus siglas en inglés, han iniciado “discusiones sustanciales con el fin de hallar rápidamente una solución diplomática que permita revitalizar el acuerdo“.

La decisión iraní fue hecha pública el martes y según la misma el país ya la ha comunicado en una carta al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), encargado de supervisar el cumplimiento del acuerdo nuclear de 2015.

El pacto rubricado en 2015 estipuló que Irán tiene prohibido enriquecer uranio a más del 3,67%, aunque ese límite ya fue superado hasta alcanzar el 20% en enero pasado, y tampoco puede usar centrifugadoras avanzadas.

Para Francia, Alemania y el Reino Unido, el paso tomado por Tehéran esta semana “es contraria al espíritu constructivo y a la buena fe” de la negociación en marcha, por lo que pidieron a las autoridades de ese país “no complicar más el proceso diplomático”.

Las negociaciones para salvar el JCPOA comenzaron la semana pasada en Viena y su reanudación está prevista para este jueves 15 de abril con el objetivo de que Irán vuelva a cumplir todos sus compromisos y EE.UU. levante sus sanciones y regrese a ese pacto, que abandonó en 2018.