18 de octubre de 2018 16:40

Familiares de víctimas: ‘No tendremos tranquilidad ni paz así detengan a todos los responsables’

En el Suburbio de Guayaquil se realiza el funeral de la pareja que fue linchada en Posorja el 16 de octubre del 2018. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

En el Suburbio de Guayaquil se realiza el funeral de la pareja que fue linchada en Posorja el 16 de octubre del 2018. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 8
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En la casa donde se crió Jacqueline M., de 35 años, está siendo velada ella y su pareja, Ronald B. Los féretros están cubiertos con flores blancas y dos banderas de los equipos del Astillero.

Desde el inmueble, ubicado en el Suburbio de Guayaquil, saldrán sus restos hasta el Cementerio de Pascuales, ubicado en el norte de la ciudad la tarde de este jueves 18 de octubre del 2018.

Tres días después de su asesinato en la parroquia rural de Posorja, su familia y amigos no puede aceptar la forma en la que murieron. Jacqueline y Ronald junto a un vecino, Tonny P., de 44 años, fueron arrestados por la Policía Nacional por el presunto delito de estafa el pasado martes 16. Mientras ellos permanecía en la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) del sector, alguien corrió el rumor de que eran supuestos secuestradores de menores.

La turba quemó las instalaciones policiales, cinco motocicletas, un patrullero y el taxi en el que se movilizaban las víctimas. Posteriormente, los sacaron a la calle donde los golpearon con piedras y palos hasta su muerte.

Cecibel M., hermana de Jacqueline, condena la forma en la que pereció. Sus cinco sobrinos se enteraron del fallecimiento a través de los videos que circularon por redes sociales. La mujer espera que el anuncio de la Defensoría del Pueblo, sobre un acompañamiento a la familia, se cumpla.

La hermana de la mujer que fue linchada en Posorja, junto a dos hombres, dijo que pedirá que se investigue a las personas que difundieron imágenes sobre los detenidos en la UPC, antes del linchamiento. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO


La entidad ofreció atender a las familias de las víctimas. Hasta la mañana de este jueves, ningún delegado acudió a la vivienda. La hermana de la mujer está preocupada por el bienestar de sus sobrinos. Espera ayuda psicológica para que intenten superar el trauma que le causaron las imágenes. También se pregunta cómo hará para ayudar con su crianza ahora que están huérfanos.

Cecibel sabe que la Policía y la Fiscalía detuvieron a ocho personas por el asesinato de su hermana y cuñado. Ellos fueron procesados la madrugada de este jueves y un juez de Garantías Penales les dictó prisión preventiva. “No hemos ido a la audiencia. La forma en la que los mataron no tiene nombre. No tendremos tranquilidad ni paz así los detengan a todos”, manifestó.

Ella y su otra hermana, Marjorie, piden que las autoridades investiguen y busquen a la persona responsables de difundir el rumor y a quienes filtraron las fotografías y un video captadas en el interior de la UPC antes de que entrara la turba.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (6)