18 de June de 2009 00:00

Fabricio Correa sorteó los litigios de Aplitec

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Judicial

La situación legal de los negocios de Fabricio Correa, hermano del Presidente de la República, cambió desde 2007.

Hasta ese año, su única empresa, Aplitec, pasó por momentos duros. En 2002 fue declarada contratista incumplida con el Estado y mantuvo dos litigios por ello.



Más indagaciones
La Secretaría de Transparencia anunció ayer que también investigarán los contratos que las empresas de Fabricio Correa tuvo  con el Estado.
Otras entidades que indagarán el caso son la Contraloría, la Procuraduría y el bloque de Acuerdo País.
Según una publicación de diario Expreso, el hermano del Presidente obtuvo contratos con el Estado por USD 80 millones.
El Jefe de Estado pidió que se indaguen los procesos y cuestionó la creación de las empresas de papel en Panamá.En diciembre de ese año, Aplitec fue contratada por Petroproducción para construir un tanque de 59 000 barriles de techo flotante para la estación Sacha Norte.
Sin embargo, según la estatal petrolera, la firma cobró las facturas pendientes del pago (unos USD 180 000), pero no culminó con la obra. Además, como anticipo del contrato, Aplitec recibió USD 169 000.

Entonces, se inició un proceso de mediación y luego de arbitraje en la Cámara Ecuatoriana Americana. Allí se acordó que Fabricio Correa pagaría a Petroproducción USD 29 334. Esto se pagó en tres cuotas.

El director de la Cámara, Paúl Corral, dijo a este Diario que ese proceso de arbitraje es confidencial. Pero este se utiliza solamente cuando se establece la cláusula de mediación en el contrato. En este proceso, el trámite eliminó la potestad de la empresa estatal para que se inicien acciones civiles en contra de Aplitec.

En 2002, Correa afrontó otro proceso legal con el Estado porque no  completó la construcción del proyecto Tahuin, contrato que firmó con Codeloro.

La obra se adjudicó por USD 2,5 millones, pero un 20% del proyecto no se ejecutó. Por ello se inició el juicio 034-03-1, que estaba en manos del Segundo Tribunal Contencioso Administrativo de Guayaquil. Pero este no era el único proceso legal en contra de Aplitec (hubo otro con el número 241-03). 

Ayer, la Secretaría de ese organismo informó que los dos procesos fueron archivados. El 034-03-1 fue cerrado en agosto de 2008. La defensa de Correa pidió que se lo someta a un proceso de  arbitraje de la Cámara de Comercio de Guayaquil.  

Sin embargo, mientras estos procesos estaban en trámite, el hermano del Presidente constituyó otras empresas para seguir contratando con el Estado.

Desde 2007, su firma insigne Aplitec no participa en procesos contractuales. Según la página web del Servicio de Rentas Internas, la firma no declaró impuesto a la Renta en 2007 y en 2008.

Pero algunas de sus otras empresas, como Megamaq S.A., pagaron impuestos en esos mismos años por USD 10 038,92  y por 20 876,84, respectivamente.

Esta firma se constituyó en marzo de 2007 con el nombre de Swinwear. Ese mismo año fue vendida a Correa por el bufete de abogados Morgan&Morgan.

De acuerdo con la normativa anterior de Contratación Pública, la inhabilitación de los contratistas incumplidos duraba tres años. Es decir, desde 2005 Correa ya podía realizar obras o prestar servicios para el Estado. Sin embargo, el juicio 034-03-1 se mantenía abierto.

Morgan&Morgan asesoró a Correa para que establezca un consorcio en Panamá; así  evitaría que su nombre apareciera en la suscripción de los procesos, dijo Correa. Con esta idea se establecieron en Panamá Engineering International Consultants Corporation e International Energy Overseas, las cuales son dueñas de otras firmas que suscribieron acuerdos con los ministerios de Transporte y Obras Públicas y de Vivienda, con Petroproducción, entre otras.

Pese a que Correa ya tuvo problemas con Petroproducción, siguió como contratista. Según el procurador Diego García, las empresas contratantes debían tener la precaución de analizar si las firmas con las que entablaban los contratos no tenían en su directorio a quienes incumplieron contratos con el Estado, sean personas naturales o jurídicas.

Por ello, pedirán información a las firmas estatales sobre la adjudicación de obras. “Nosotros solo podemos revisar si los contratos que fueron otorgados cumplieron con los requisitos de la Ley. No podemos ver si estuvo bien que se los firme o no”, dijo.

Sin embargo, Correa afirmó estar abierto a cualquier investigación, pues a su criterio no hubo ningún perjuicio al Estado.

“Entre el 1 de enero de 2008 y el 8 de abril de 2009 obtuve ocho contratos con el Estado por USD 54,3 millones”, manifestó ayer Fabricio Correa.

Las firmas adjudicatarias fueron Megamaq, Cosurca, Sidec, Helptec y Consorcio Amazónico. Estas son parte de los grupos de empresas panameñas.

Según Correa, los contratos se entregaron como respuesta a los “casi 25 años que tengo como contratista con el Estado”. El 1 de julio próximo, Aplitec cumple sus bodas de plata y él planeaba celebrar, aunque esta empresa ya no realiza contratos ni a nivel público ni privado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)