Lasso retomó actividad en TikTok, tras críticas por …
Ecuador registra 936 contagios de covid-19 en 24 hor…
Doctora de EE.UU. narra que pacientes graves por cov…
Municipio de Quito colocará dos puntos de vacunación…
Cerco de seguridad en el Centro Histórico causa fuer…
Sudáfrica perdió 47 500 dosis de vacunas anticovid d…
Representante de captación masiva de dinero ya se pr…
Dos fallecidos y 21 heridos por volcamiento de inter…

En Ecuador hace falta cumplir con la ‘etiqueta respiratoria’

En Fatosla, los empleados con síntomas respiratorios deben usar mascarilla.

En Fatosla, los empleados con síntomas respiratorios deben usar mascarilla.

Cindy Fernández entrega desinfectante para las manos a chicos del Liceo del Valle. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

En Ecuador, es usual ver a los adolescentes fanáticos del K-Pop llevar mascarillas como parte de su indumentaria, en eventos de ese tipo. Pero es poco común hallar a personas agripadas en la escuela, trabajo o transporte público, con una.

En estos días, en el país se empieza a hablar sobre la necesidad de aprender de la ‘etiqueta respiratoria o de la tos’, ante la preocupación mundial por el brote de coronavirus en China. El 2019-nCoV ya ha dejado 106 muertos en ese país y alrededor de 4 500 casos confirmados. En Ecuador aún se espera el resultado del Centro de Atlanta, para confirmar o descartar su presencia.

Lavarse las manos cada vez que van al baño y no cubrirse la boca con la mano al toser o estornudar sino con el codo, les pidieron a Joaquín, de 11, y a Sofía, de 9. Son alumnos del Liceo del Valle. Allí se empezó a hablar más sobre las medidas de protección, para evitar males respiratorios, desde el lunes.

El Ministerio de Educación, a través de sus redes sociales, ha enfatizado en los mecanismos de protección, emitidos por la Cartera de Salud.

Sin embargo, planteles par­ticulares activaron planes. En el Colegio ISM, por ejemplo, trabajaron en un informativo de salud, que enviaron a los padres por correo electrónico. Les hablaron sobre el coronavirus y las fuentes de contagio.

Además, se incluyeron medidas como el uso de mascarillas. El colegio alertó en su comunicado sobre síntomas como tos, flema, secreción nasal, fatiga y dolor de cabeza o torácico. Y haber estado en contacto con personas contagiadas.

Frente a la alerta por el nuevo virus –cuenta el rector del Liceo del Valle, Patricio Cevallos– tienen políticas de prevención claras. A los alumnos ya les pidieron mantener ventiladas las aulas, no compartir alimentos ni bebidas, ni tocarse la nariz, la boca o los ojos. Además, otras normas de ‘etiqueta respiratoria’, como el aseo constante de las manos.

El rector asegura que diariamente limpian aulas y oficinas. Y con el apoyo del departamento médico se desarrolla una campaña de prevención.

Incluyen en el manual de convivencia, como obligación de los padres, que en caso de enfermedad contagiosa se debe retener al alumno en el hogar. El hecho se debe comunicar al colegio y luego presentar el certificado que autoriza al estudiante volver a clases.

La doctora del plantel, Cindy Fernández, comenta que todavía hay casos de padres que no acatan la disposición. Los niños –cuenta– muchas veces los delatan. “Nos dicen: pasé toda la noche con fiebre y me dieron ibuprofeno”.

En ese plantel particular, los chicos pueden acceder a mascarillas quirúrgicas, cuando lo requieran. La médica Fernández comenta que los mismos alumnos se acercan a pedirlas cuando tienen síntomas de algún mal respiratorio. Incluso -dice- hay chicos que las solicitan cuando ven toser a un compañero cercano.

Desde septiembre del 2019 hasta ayer, el Liceo del Valle registró 803 atenciones, de las cuales, 9,58% corresponden a infecciones respiratorias. Cuando hay fiebre las últimas 24 horas, se llama a los padres para que lleven a los chicos a casa, explica la doctora.

Con los más pequeños -señalan- intentan normalizar prácticas como cubrirse al estornudar o toser. Calculan que el 70% de alumnos es cuidadoso, mientras que a quienes no lo hacen, los docentes les recuerdan la ‘etiqueta respiratoria’.

David Larreátegui, médico internista y catedrático universitario, dice que lo ideal en prevención de infecciones respiratorias es tener la cultura de usar mascarillas cuando hay enfermedades que se manifiestan con tos y expectoración, moquera y estornudos.

En Fatosla, los empleados con síntomas respiratorios deben usar mascarilla. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

“Hay sociedades muy cultas, donde con apenas un poco de gripe la gente se coloca mascarilla. En nuestro país la gente aún escupe en las aceras. En cada expectoración hay miles y millones de virus, altamente contagiantes”.

La sospecha de la llegada del coronavirus al país también impacta en las empresas. Algunas activaron medidas y reforzaron normas de higiene.

En Fatosla, a través de correo electrónico, se compartió con el personal información sobre el coronavirus. Por disposición de la administración, quienes presenten gripe deben ir al médico o realizarse un chequeo ocupacional.

También se dispuso el uso de mascarilla si existen síntomas de enfermedades respiratorias. Cuando los síntomas son evidentes -señala Ibeth Zhingre, asistente administrativa- se pide a los empleados irse a casa para frenar el contagio.

En esa empresa, seis de los 56 trabajadores tuvieron síntomas de gripe entre noviembre y diciembre del 2019.

En Corporación Favorita cuentan con instructivos de lavados de manos y dispensadores de desinfectante de manos en varias áreas. Capacitan a sus empleados para que “las disposiciones se vuelvan prácticas comunes a diario”.

El médico Larreátegui comentó que en Estados Unidos, una de las causas de mayores pérdidas monetarias anuales es la gripe. Al año, da lugar a por lo menos 1 200 000 reposos, en una población de más de 300 millones de personas.

Del 10 al 17% de las bajas laborales en España son a consecuencia de la gripe y esto supone a las empresas un costo de unos 215 millones de euros al año. Según un estudio de Premap Seguridad y Salud, la vacuna de la gripe reduciría en un 70% al absentismo laboral.

La epidemia de gripe impacta financieramente. La OMS pide revisar estudios de Francia, Alemania y EE.UU. Dicen que el costo anual de la gripe es de USD 1 a 6 millones, por 100 000 habitantes. Pide prevenir con vacunas y más higiene.