Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 19 de junio del 2021
La figura paterna, entre realidad y ficción en la pantalla
Pichincha superó a Guayas en muertes por covid-19 en el 2020
Ministro de Trabajo: ‘Retorno a la oficina dependerá…
Juanes: ‘En la música no hay barreras’
Alimentos que ayudan a la oxidación de grasa
El Consejo de Participación Ciudadana retoma los con…
Una familia unida espera la recuperación de policía …

Un nieto de Jimmy Carter puede convertirse hoy en gobernador de Georgia

Un nieto del expresidente estadounidense Jimmy Carter (1977-1981) podría convertirse esta noche en gobernador de Georgia, donde compite en una contienda muy ajustada con el republicano Nathan Deal, que ahora ocupa el cargo.

Hace más de cuatro décadas era Jimmy Carter quien hacía campaña por la Gobernación de este estado sureño, una victoria que abrió el camino para su elección como presidente en 1976.

A sus 90 años recién cumplidos, el expresidente demócrata ha vuelto a hacer campaña en su estado natal para apoyar a su nieto, con quien comparte partido aunque discrepan en asuntos clave como la pena de muerte, el conflicto palestino-israelí y el medioambiente.

Jason Carter, de 39 años, es senador estatal e hijo de Jack Carter, quien en 2006 intentó, sin éxito, lograr un puesto en la Cámara alta por Nevada.

“Estoy aquí solo para hablarles de Jason. Es mi nieto, como quizás saben. Tenía dos años cuando yo era presidente y no había nacido cuando era gobernador”, relató Jimmy Carter en uno de los mítines.

Abuelo y nieto han hecho buena parte de la campaña por separado, porque sus políticas apelan a distintos tipos de votantes y el expresidente es una figura polarizante en este estado tradicionalmente republicano.

La exprimera dama Rosalynn Carter, que sigue siendo popular en el estado, sí ha compartido más tiempo con su nieto en la campaña electoral.

Georgia, histórico feudo republicano, está evolucionando hacia un estado bisagra de cara a las Presidenciales de 2016, gracias al aumento de la población latina, que favorece a los demócratas.

En seis de las últimas siete elecciones, ese estado votó por un presidente republicano; tiene ahora dos senadores republicanos; 9 de sus 14 representantes en la Cámara baja son republicanos; dos de los últimos tres gobernadores han sido republicanos y el Legislativo estatal está controlado por ese partido.