38 ecuatorianos acceden a becas europeas de maestría…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 31 de julio del 2021
Riobamba, en campaña para reactivar el turismo
Paseo Agroecológico de Guápulo se hace con emprendedores
Jóvenes se preparan para el nuevo examen Transformar
La Asamblea Nacional debate la legalización de lotes…
Arancel baja desde este 1 de agosto para bicicletas,…
Íñigo Salvador: ‘Hay entidades en donde campea la co…

El retorno a la jornada laboral presencial desde el 1 de julio será progresivo, no al 100%

El COE nacional aplicará un sistema de georreferenciación en cada territorio, para restringir o habilitar las actividades. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Durante las próximas dos semanas se definirá el mecanismo para la reanudación de actividades en el país, con la pandemia, de forma paulatina y ordenada.

Una de las primeras será el retorno al trabajo presencial en el sector público y privado, con la aplicación de un plan desde este 1 de julio del 2021.

El anuncio fue hecho por el ministro de Trabajo, Patricio Donoso, como una de las resoluciones del Comité de Operaciones de Emergencia nacional (COE). Mientras tanto, el teletrabajo seguirá hasta el 30 de junio.

Juan Zapata, presidente del COE nacional, explicó que el regreso a la jornada laboral presencial no será al 100% y será indistinto en cada cantón o provincia, dependiendo de su situación epidemiológica.

Es decir, la apertura de actividades de todo tipo, incluido el trabajo, dependerá de las condiciones sanitarias de cada zona.

El COE nacional aplicará un sistema de georreferenciación en cada territorio, para restringir o habilitar las actividades, indicó Zapata.

En estas dos semanas se analizarán los parámetros e indicadores que se tomarán en cuenta para la evaluación sobre qué actividades se deben reanudar y en qué porcentaje funcionarán los aforos. Se definirá si ese análisis se hará por provincia o por cantón.

Además, se aprobará un esquema de semaforización para identificar en qué situación sanitaria se encuentra cada zona: rojo, amarillo y verde. Los indicadores que se aplicarán para cada color están por determinarse.

Para la valoración se tomarán en cuenta, por ejemplo, la cantidad de contagiados, el número de fallecidos, el exceso de mortalidad, capacidad hospitalaria, la indisciplina ciudadana, las variantes del virus, la vacunación, entre otros indicadores.

Sin embargo, aclaró que ninguno de los semáforos implica una apertura total. En el COE nacional se decidirá si el tope es 50%, en el caso de que todos los parámetros fueran positivos.

Para la jornada laboral presencial, el ministro Donoso indicó que el COE nacional conocerá la propuesta elaborada por el Ministerio de Trabajo. Además, este plan deberá ser presentado el 25 de junio a la plenaria del COE nacional, de conformidad con las recomendaciones de las dos mesas técnicas del organismo.

También se aprobó la solicitud presentada por la presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, para el retorno presencial de los funcionarios de esa institución. Según Zapata, se debe implementar un mecanismo de vigilancia epidemiológica a cargo del dispensario de la entidad y seguir con el esquema del protocolo de bioseguridad, para permitir el acceso a las instalaciones legislativas.

Por la extensión del teletrabajo, Donoso manifestó que “es responsabilidad de las máximas autoridades de cada institución pública asegurar la atención de la prestación de los servicios, para evitar paralizaciones o suspensiones”. Por esa razón, se exhorta a las autoridades de las instituciones del Estado y al sector privado acoger la decisión del organismo.

El COE nacional ratificó que los requisitos homologados para ingresar al Ecuador continental y a las islas Galápagos comenzarán a regir desde el 1 de julio. Esto implica que los visitantes deben presentar un certificado de vacunación, con 14 días de vigencia; o en su defecto, entregar un resultado negativo en las pruebas PCR o de antígenos, realizadas con 72 horas de antelación al vuelo.

Para los viajeros de Brasil también hay restricciones. Ellos deberán presentar una prueba RT- PCR o de antígeno negativas, realizadas hasta 72 horas antes de la llegada a Ecuador; a pesar de que esta prueba sea negativa, al ingresar al Ecuador deberá realizar 10 días de aislamiento en su domicilio o en cualquier sitio de alojamiento a libre elección y a costo del viajero.

Para las personas que presenten carné de vacunación o su equivalente con esquema completo y vigencia de al menos 14 días previos al vuelo no realizarán el aislamiento.

El COE nacional instó a los gobiernos municipales y los COE cantonales para que continúen con los controles del espacio público, aglomeraciones, aforos, regulaciones en las playas y otras áreas de su competencia.