Maduro retó a los presidentes de Uruguay y Paraguay …
Conaie pide diálogo con Lasso el 1 de octubre y amen…
Tres reformas concretas se conocen de la nueva Ley d…
6 personas afectadas en colisión vehicular en el sec…
Dos policías hallados inconscientes en un patrullero…
EE.UU. recuerda que su frontera ‘no está abier…
Bomberos controlan incendio forestal en el volcán Antisana
Policía realiza una detonación controlada de un arte…

La atención en hospital de Portoviejo está suspendida

Cortesía Hospital de Especialidades En uno de los dos quirófanos disponibles se han realizado 10 operaciones nasosinusales durante este año.

El Hospital de Especialidades de Portoviejo, en Manabí, frenó la atención médica desde el lunes en la tarde.

Ese día se registró un conato de incendio en el cuarto de máquinas. El informe preliminar del Cuerpo de Bomberos de Portoviejo señaló que hubo un cortocircuito en los cables de uno de los paneles.

Los bomberos controlaron el incendio y ninguna área resultó perjudicada. Sin embargo, por precaución, hasta ayer no se activó el funcionamiento de servicios básicos como electricidad e Internet.

El hospital cuenta con 35 especialidades, como alergología, anestesiología, cardiología, cirugía general, coloproctología, dermatología, endocrinología, entre otras.

La ministra de Salud, Ximena Garzón, señaló -en rueda de prensa realizada el martes en Portoviejo– que entregarán los documentos a la aseguradora del hospital, para que ­empiecen los trabajos de reparación y se reanude la atención médica.

Aún no se tiene prevista una fecha de apertura del hospital, pero los trabajos podrían tardar hasta tres meses. Las citas para consulta externa empezaron a cambiarse. Los pacientes, que requieran atención urgente, serán atendidos en otros hospitales de Manta, Chone y Portoviejo.

El Verdi Cevallos, otro hospital de Portoviejo, atenderá los casos de covid-19 que requieran hospitalización. De acuerdo con el número de contagiados que se registren, se habilitarán nuevas áreas para atención de esos pacientes.

El Frente Cívico de Manabí también espera respuestas sobre la situación administrativa y médica de esa casa de salud, que es la más grande de la provincia. Fue inaugurada el 3 de mayo del 2018 y se invirtieron USD 160 millones.

Desde enero de este año, ese organismo ha denunciado la falta de medicamentos en el hospital. Hace tres semanas, el vicepresidente de la República, Alfredo Borrero, realizó un recorrido y se encontró con varias deficiencias.

Por ejemplo, de los 13 quirófanos que existen, solo dos están operativos y no se sabe por qué no funcionan los demás. En el área de hospitalización no se usa toda la capacidad: de las 528 camas solo 200 se ocupan; es decir, hay una subutilización de la atención en hospitalización, ya que solo ­funciona el 30%.

“Antes de ponerlo en funcionamiento total, vamos a entrar a un proceso de auditoría, porque nos encontramos con una cantidad de insumos y equipos que están en una bodega”, informó el Vicepresidente, después de ese recorrido.

Precisamente, el día del fuego permanecían 115 pacientes. 44 fueron dados de alta médica y el resto fue trasladado a otras casas de salud del cantón.

En la visita del Vicepresidente también se evidenció que hay un desabastecimiento del 40% de medicinas esenciales para los pacientes y falta de insumos para los médicos.

Luego de esa inspección, el gerente del hospital, Byron Pacheco, presentó dos denuncias en la Fiscalía General. La primera por el supuesto robo de los medicamentos y la segunda, porque en las cámaras de seguridad se ha captado en varias ocasiones movimientos extraños en el área de almacenamiento de ­medicinas. Esos procesos están en investigación.

Según la Gobernación de Manabí, se gestiona una auditoría por la Contraloría. Pero aún no se ha determinado la fecha en la que se iniciará.

La ciudadana Carmen Zambrano contó que hace tres meses tuvo internado a un familiar en ese hospital.

Ella recuerda que la atención médica era buena. Sin embargo, los doctores le pedían medicinas. En cuatro semanas ella tuvo que gastar USD 2 500 en la compra de medicamentos para su madre, de 54 años, que se contagió de covid-19.

Al principio, los familiares se ponían de acuerdo para recolectar dinero entre ellos. Pero a las dos semanas el dinero se terminó. Zambrano tuvo que tramitar un préstamo quirografario a 36 meses, para solventar los gastos diarios. “Entendemos que estamos en pandemia y todo colapsa. Pero no creo que sea normal que tuviéramos que comprar hasta gasas o jeringuillas”.

Según la Coordinación Zonal 4 de Salud, hubo escasez de medicamentos para tratar el covid-19. Pero, poco a poco, se empezó nuevamente a distribuir los medicamentos a la red de salud pública.

El gobernador Juan Francisco Núñez había pedido hace unas semanas atrás un informe sobre cómo funcionaba el mantenimiento de las áreas y la partida presupuestaria. “Ahora se hará más énfasis para esclarecer lo que sucedió”.

El gerente del hospital afirmó que a diario se realiza el mantenimiento de cada área.

El asambleísta y exgobernador de esa provincia, Xavier Santos, pedirá un informe al Ministerio de Salud sobre las causas del conato de incendio.

Suplementos digitales