Calma en la Universidad Central en el día 15 de movi…
¿Cuál es la importancia de la vía Calacalí?
Momentos de tensión se vivieron en los exteriores de…
Unes y Pachakutik arremetieron contra ministros por …
Locales comerciales del Puente del Guambra afectados…
Gobierno no acoge reducción de 40 centavos a combustibles
Aceite popular será hasta un 20% más económico
Reemplazo de alimentos y yapa ofrecen mercados de Gu…

Ecuador les sigue el rastro a 18 sublinajes de Ómicron detectados

Especialistas dicen que está circulando un nuevo sublinaje de Ómicron, el cual está causando un incremento leve en los casos. Las autoridades dicen que el aumento no debe preocupar. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Una tendencia a la baja con indicadores estables. La ministra de Salud, Ximena Garzón, mantiene su diagnóstico sobre la situación epidemiológica de covid-19 en Ecuador, pese al leve incremento de casos que se repite por cuarta semana.

En su último reporte informó que hay 500 pruebas positivas más si se compara con la semana anterior, aunque las cifras de atenciones médicas no han variado, tampoco las de mortalidad.

“Son indicadores endémicos -dijo-. En semanas tendremos un poquito más, un poquito menos, y así se va a mantener la curva estable si continuamos vacunándonos”.

Para demostrar que la subida no debe causar preocupación recordó un balance de inicios de este año. En la segunda semana epidemiológica -en enero, durante el brote de Ómicron– hubo 63 000 reportes de atenciones por covid-19; en la semana más reciente fueron 640. “Estadísticamente no es significante, es solo esperable”.

Expertos recomiendan no perder la pista de Ómicron. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado sobre cuatro variaciones con distintas mutaciones: la BA.1 -que causó el pico más elevado en el país en enero-, la BA.2 y recientemente África detectó la BA.4 y la BA.5, también presentes en Estados Unidos y algunos países europeos.

La segunda llama la atención por un sublinaje en particular. Se trata del BA.2.12.1, causante del brote en Nueva York que obligó al estado a volver a nivel de alerta alto, retomando el uso de mascarillas.

Ómicron en el país

Ese sublinaje es parte de los 18 de Ómicron que han sido detectados en Ecuador por el Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (Inspi) y otros laboratorios que siguen la pista al SARS-CoV-2, a través de estudios de secuenciación genómica.

Leandro Patiño, coordinador general técnico del Inspi, explica que desde febrero, Ómicron es la única variante identificada en los casos positivos analizados. Los sublinajes detectados tienen su origen en Sudáfrica, Europa, Japón, EE.UU., Canadá y Brasil. Los reportes recientes son de mediados de marzo e incluyen la BA.2.12.1.

El epidemiólogo Alberto Narváez cree que esa sería la causa del aumento local. “Y vamos a tener un pico importante en las próximas semanas”, advierte.

En cuanto a síntomas, explica que esta variación es similar a sus predecesoras, pero es más contagiosa; esquiva con mayor facilidad la inmunidad y puede generar reinfecciones. Los especialistas recomiendan volver a usar mascarillas, al menos en lugares cerrados.

El jueves 26 de mayo en Guayaquil se analizó mantener o no esta medida, que se extendió pese a que el COE nacional eliminó su uso obligatorio. Para Carlos Farhat, epidemiólogo del Municipio de Guayaquil, es necesario mantener los cuidados ante el leve incremento.

“La última semana cerramos con 301 casos, que para 3 millones guayaquileños no es mucho. Si se analiza así las cosas no está mal, pero si vemos que cuatro semanas atrás tuvimos 80 casos confirmados, hay una tendencia al alza”.

Por reportes de laboratorios particulares, Farhat sabe que en la ciudad circula la variante BA.2. Y relaciona su dispersión con los viajes al exterior antes del inicio del año escolar en la Costa.