Consejo de la Judicatura ofreció disculpas públicas …
Procesan a dos jóvenes más por ataque a Cristina Fernández
Malestar en conductores por tráfico en Quito la noch…
Decomisan 1 500 litros de gasolina para avión de gru…
Encuentran muerto a soldado que custodió ataúd de la…
El Día Internacional de la enfermedad de Gaucher se …
Cadáveres de dos migrantes desaparecidos en naufragi…
Estudiante abusó de compañero de ocho años en baño d…

El control a los informales aumentó

En el centro de la capital lojana. Los uniformados de la Policía controlan las inmediaciones del Centro Comercial Reina del Cisne. Lilia Arias /EL COMERCIO

En el centro de la capital lojana. Los uniformados de la Policía controlan las inmediaciones del Centro Comercial Reina del Cisne. Lilia Arias /EL COMERCIO

Ropa, cartera, zapatos, alimentos, comestibles y otros productos ofertan los vendedores autónomos en el centro de Loja. Esa afluencia debido a la Navidad generó el reclamo de los comerciantes que expenden en los locales del mercado-centro comercial Reina del Cisne.

De acuerdo con datos del Municipio, la cantidad de informales se duplicó. A inicios de este año estaban registradas 2 200 personas en esta actividad.

Por esas razones, las autoridades municipales declararon en emergencia al Centro Comercial Reina del Cisne, Mercado Mayorista y a las calles céntricas. Según el coordinador del Consejo de Seguridad Ciudadana, Ángel Luzuriaga, los controles se efectúan con policías, militares y municipales.

Ellos hacen guardias en las calles para evitar que los vendedores autónomos se ubiquen en las aceras. Luzuriaga planteó como alternativa el uso de los puestos vacíos en los centros de abasto o vender la mercadería recorriendo, sin ubicarse en lugares transitables.

Marlene Camacho vende espumillas. Según ella, la semana pasada fue agredida en tres ocasiones. "Me pidieron que ofreciera el producto caminando, pero como vendo una espumilla tengo que asentar mi charol".

Hay 55 policías asignados al control en las calles. Para el comandante (e) de la Subzona de Policía de Loja, Polibio Aymara, se han presentado agresiones. El apoyo policial seguirá hasta el 10 de febrero cuando culmine la emergencia. Luzuriaga pidió reforzar los controles con funcionarios del Servicio de Rentas Internas, Dinapen, Ministerio de Inclusión Económica y Social, Migración y Aduanas para vigilar el expendio de productos y evitar que los niños participen de estas actividades.

Venta de pirotecnia

Los comerciantes de juegos pirotécnicos deben contar con un permiso que otorga la Brigada de Infantería de Loja.

Hasta el lunes pasado, 12 personas tramitaron este documento para la comercialización de camaretas, ratones, torpedos, juegos de luces…