3 000 multas por exceso de velocidad serán anuladas …
Plataforma por la condonación de deudas definirá apo…
Vía Cuenca - Molleturo - El Empalme cerrada por socavón
El papa Francisco llora durante reflexión sobre Ucrania
Delfín Quishpe desmiente rumor sobre su muerte
Dos personas afectadas en siniestro de taxi en Quito
Ecuador tras cumplir acuerdo con FMI espera crédito …
Globo aerostático se enreda en cables de alta tensió…

El Cisne está listo para la fiesta de 'La Churona'

En el centro de la parroquia El Cisne. Maricela Álvarez, del cantón lojano de Gonzanamá, llegó para orar por su familia y sus necesidades. Foto: Lilia Arias

En el centro de la parroquia El Cisne. Maricela Álvarez, del cantón lojano de Gonzanamá, llegó para orar por su familia y sus necesidades. Foto: Lilia Arias

Los habitantes de la parroquia lojana de El Cisne están listos para la fiesta en honor a ‘La Churona’. El pregón de la celebración se realizó el viernes 27 de julio. Otila Suing, de 82 años, y Zoila Sisalima, de 65, son las encargadas de arreglar a diario el altar de la virgen. Esa tarea la comparten con otras 20 lojanas. También, están pendientes de ubicar los ramos que traen los devotos.

Los ocho sitios de hospedaje de esta parroquia también están listos. En total acogerán unas 500 personas. Otra alternativa es la Casa del Peregrino con capacidad para 200 romeriantes.

En el hostal Imperial, a una cuadra de la Basílica, todas las habitaciones están reservadas. Su dueña, Carmen Medina, dice que los fieles le reservaron con 15 días de anticipación. El precio por persona es de USD 10 por día.

Tiene 25 habitaciones simples y dobles, seis servicios básicos e Internet. Igualmente, las habitaciones de los hostales Medina y Diego’s están reservadas.

En las casas particulares también se alquilan cuartos. El costo mínimo es de USD 15 por día. Además, se alquilan camas en habitaciones grandes por un costo de USD 8 la noche.

Otros fieles prefieren dormir en las puertas del templo entre el 12 al 17 de agosto (días principales de la fiesta), dice Franco Pinto, presidente de la Junta Parroquial de El Cisne. Además, se acomodan en carpas y aceras. “Eso ocurre por la poca capacidad de hospedaje que tiene la parroquia”.

Según Pinto, otro aspecto que se controlará es la ubicación de los 450 locales comercios. Este año, la Junta Parroquial planificó su ubicación. La intención es que en las calles centrales se pueda caminar sin dificultad.

Mercedes Álvarez, de 87 años, comercializa estampas y medallas de la virgen. Ella cumple esta actividad desde hace 50 años. En esta ocasión le exigieron ocupar los espacios asignados.

María Sisalima, quien vende velas al ingreso de la Basílica, dice que los fieles llegan con días de antelación para evitar las aglomeraciones de los días de fiesta.

La seguridad

En el tema comercial cada producto tiene su espacio. Los dulces, velas, ropa, comida…

Para el refuerzo de la seguridad y limpieza se contrataron a 17 personas. Mientras que la iglesia laboran otros 80 lojanos. Ellos se encargan del orden, de la seguridad y de la limpieza al interior de la Basílica.

Tres vías de acceso tiene la parroquia El Cisne. Son las de San Pedro-El Cisne, la Chuquirobamba-Gualel-El Cisne y la Portovelo-Ambocas-El Cisne.