5 de enero de 2021 00:00

En dos semanas, Salud evaluará los efectos de los festejos de diciembre

Quito es la ciudad con más infectados: 70 166 de 215 080 casos, hasta ayer 4 de enero.  Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Quito es la ciudad con más infectados: 70 166 de 215 080 casos, hasta ayer 4 de enero. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Sociedad

En la tercera semana de este mes, autoridades esperan conocer el real impacto de los festejos de diciembre: Navidad, Año Nuevo y la final del torneo de fútbol. La emergencia sanitaria por el covid-19 se mantiene desde el 12 de marzo. Pero los ciudadanos no respetan normas de bioseguridad.

El lunes 18 es la fecha que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional ha puesto como límite para evaluar un posible repunte de contagios y, además, para continuar con el esquema de regreso paulatino y programado a clases presenciales.

Juan Carlos Zevallos, titular del Ministerio de Salud, confirmó ayer 4 de enero del 2021 que las aglomeraciones han repercutido en la demanda de hospitalización en el país. La ocupación de camas se mantiene en sus niveles máximos, en especial en las unidades de cuidados intensivos (UCI) de la capital.

En el país, entre el 27 de diciembre pasado y el 1 de enero, el porcentaje de espacios llenos en UCI, en donde se atiende a pacientes muy graves, se mantuvo entre el 64 y 70%; y en hospitalización, del 29 al 34%.

Quito es la ciudad con más infectados: 70 166 de 215 080 casos, hasta ayer 4 de enero. En las salas de terapia intensiva de las casas de salud de la red, que incluye sanatorios del MSP, IESS, Isspol e Issfa, la ocupación fue de entre 90 y 95%, hasta el viernes anterior. En hospitalización, del 50 al 57%.

En los establecimientos de la red privada ocurre algo similar. Hasta el 29 de diciembre, de las 31 camas en UCI destinadas a pacientes con covid, 26 estaban ocupadas: el 83%. En hospitalización, 26 de los 52 sitios estaban llenos, detalló Ana Delgado, directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados del Ecuador (Achpe).

“La demanda ha subido en estos días, nos adaptaremos a las nuevas necesidades; pero debemos atender otras patologías”. Su preocupación es que cuando los centros públicos llegan a su límite, los sanatorios privados se llenan de inmediato. “Es difícil abrir nuevas camas en UCI”.

Frente a estas cifras, el Ministerio de Salud decidió “reactivar áreas (aumento de espacios), como se hizo en julio y agosto”. Esto obedece a que “hospitales como Guasmo Sur, de Guayaquil; Enrique Garcés, de Quito; y todos los de la red del IESS (en ambas ciudades) están al 100% de su capacidad”, añadió Zevallos.

El Ministerio de Educación también se ha alineado a las directrices del COE nacional. Así, algo más de 3 500 alumnos, que estaban en clases presenciales (de 4,5 millones) se educarán de modo telemático hasta el 18. El objetivo es dar paso al proceso de incubación del virus (5 a 14 días), para tomar decisiones que no repercutan en el sistema sanitario.

Para frenar el avance de la pandemia se prevé la vacunación de un porcentaje de la población. Pero en Ecuador recién arrancará a finales de marzo. En este mes se espera la llegada de 50 000 dosis, de la estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNtech.

La fórmula se aplicará a 25 000 trabajadores sanitarios de los 79 hospitales centinela: 48 del MSP y 24 del Seguro Social; más los privados.

“Serán para personal de salud, como médicos, enfermeros y quienes realizan la limpieza de las áreas”, anotó el titular de la Cartera. También se aplicará a los adultos mayores y quienes laboran en los geriátricos.

Aumento de camas, para nuevos casos

Para enfrentar un posible repunte de contagios, el Ministerio de Salud anunció que se reabrieron las áreas adaptadas -que funcionaron hasta agosto- para la atención de infectados. Solo en Quito se habilitaron 15 espacios más en cuidados intensivos. Para abrir más espacios se requiere contar con más personal, ventiladores, equipos de protección y medicamentos. “Pondremos todo el esfuerzo para contratar talento humano para UCI y cuidados intermedios”, aseguró el ministro Juan Carlos Zevallos.

Más participación pide la Academia

La colaboración de científicos y académicos es fundamental para enfrentar la pandemia. Ellos pueden aportar con planes y programas para el manejo eficiente de la crisis, dijo Jeannete Zurita, docente universitaria y representante de Laboratorios Zurita & Zurita.

Otros académicos, como Santiago Ron, de la PUCE; Daniel Simancas, de la UTE, entre otros, han pedido más participación de especialistas.
Además, señalan que se deben mejorar el procesamiento de pruebas y el rastreo de posibles casos.

3 planteles volvieron a lo virtual

El 18 de este mes está previsto que los estudiantes de 283 planteles retomen la modalidad presencial, al igual que 12 universidades e institutos. Mientras tanto, preparan la infraestructura sanitaria e insumos de higiene, señaló la ministra, Monserrat Creamer. Sin embargo, para epidemiólogos, la modalidad virtual se debería mantener hasta el final del año lectivo (últimos días de junio en la Sierra), ya que “se ha demostrado que la nueva variante del virus también afecta con mayor frecuencia a jóvenes y niños”.

Gremio médico hace dos apuntes

Víctor Álvarez, presidente del Colegio Médico de Pichincha, pide tomar en cuenta que las vacunas también las necesitan quienes trabajan en centros de atención primaria. No solamente los profesionales de hospitales centinela.

Otro gremio, la Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública, señala que es urgente coordinar con los equipos de salud de los presidenciables. Su cabeza, Fernando Sacoto, comenta: “Las autoridades no pueden enterarse en mayo de lo que el anterior Gobierno estaba haciendo”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)