25 de mayo de 2018 00:00

La devolución de impuesto al valor agregado aún se hará en agencias

Más de 100 personas asistieron a una de las últimas capacitaciones del SRI sobre el proceso de devolución del IVA en línea, en el Colegio de Contadores de Pichincha, en Quito. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Más de 100 personas asistieron a una de las últimas capacitaciones del SRI sobre el proceso de devolución del IVA en línea, en el Colegio de Contadores de Pichincha, en Quito. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Diana Serrano

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Gerardo Pesántez llegó puntual al Colegio de Contadores de Pichincha, tomó asiento, leyó con atención el tríptico informativo que le entregaron y de su bolsillo sacó una libreta para tomar apuntes.

No quería perderse ningún detalle de las capacitaciones que el Servicio de Rentas Internas (SRI) brindó -del 24 de abril al 9 de mayo- sobre el proceso para devolver el IVA por Internet. La Dirección Zonal 9 capacitó a 1 739 personas en 28 encuentros en ese período.

El mes pasado, la entidad tributaria informó que desde el 1 de mayo, el trámite se realizaría únicamente en línea.

Junto a Pesántez estaban otras 100 personas que acudieron preocupadas, dudosas, entusiasmadas y expectantes.

Algunos adultos mayores llegaban con sus hijos, quienes querían conocer del proceso para ayudar a sus padres.

Hubo otros presentes que, según comentaron los asistentes y personal del SRI, eran ‘tramitadores’. A una señora de cabello canoso rizado le ofrecieron ayudarle con el trámite “por solo 15 dolaritos”. “¿Cómo va a creer?”, espetó molesta.

Mauricio Córdova, supervisor de procesos de devolución del IVA de grupos prioritarios, empezó su exposición, pero fue interrumpido constantemente por preguntas y comentarios de los asistentes.

La falta de un micrófono provocó que los murmullos se intensificaran, ya que no podían escuchar las inquietudes. El expositor alzó su voz lo más que pudo para retransmitir las dudas y aclararlas.

César Viteri se acomodó los lentes y consultó cómo puede diferenciar una factura física de una electrónica, una duda frecuente de los contribuyentes. El expositor explicó que las primeras tienen un número de autorización con 10 dígitos, mientras que la electrónica consta de 41.

Esta diferencia es importante que los asistentes la tengan clara, para que el sistema no invalide su proceso. En el formulario hay una casilla especial para los comprobantes electrónicos y otra para los físicos.

Pesántez, un ingeniero jubilado, prestaba mucha atención para evitar cometer errores. Él realiza este proceso desde hace tres años, pero únicamente en las agencias.

La exposición continuó. El capacitador mencionó que para los procesos de control de los trámites de devolución del IVA, los contribuyentes deben guardar los comprobantes durante siete años.

El alboroto empezó de nuevo porque los adultos mayores se sorprendieron, otros se decepcionaron y algunos, como Pesántez, bromearon: “quizás mis nietos respondan por mí, si es que me muero”.

De las 22 000 solicitudes de devolución que se reciben en Pichincha, en promedio, se realiza un control semestral a 500. Con la modernización del proceso, los controles serán más efectivos porque el sistema puede cruzar información y detectar movimientos irregulares, afirmó el expositor.

Faltaban 15 minutos para las 11:00, tiempo establecido para concluir con la capacitación. La señora de cabello cano y rizado alzó la mano, para sugerir que el trámite en línea sea opcional.“De mil ancianos, treinta o cuarenta sabrán usar una computadora y el resto, ¿qué hacemos?”.

El capacitador aclaró que la transición del trámite será paulatina. En las agencias del SRI aún se recibirán las solicitudes de devolución.

En el 2016, por devolución de este tributo a adultos mayores el Estado dejó de percibir USD 42,6 millones.

Según Óscar Guamán, coordinador de la Zona 9 del SRI de atención transaccional, también los contribuyentes podrán hacer uso de las ‘islas web’, que se encuentran en las agencias. En estos puntos de atención, el personal de la entidad tributaria brindará asesoría sobre el proceso.

Esta aclaración apaciguó el rostro angustiado de Milvia Ubidia, quien prefiere acudir a la agencia a realizar su trámite y ayudar a su hermana con el suyo. Ubidia solicita la devolución desde hace siete años, principalmente por sus compras de alimentos, vestimenta y movilidad.

Cuando la exposición terminó, varios asistentes se quedaron haciendo consultas personales a los capacitadores. Aunque a Pesántez no le quedó el proceso claro, espera que con la práctica pueda hacer el trámite por sí solo. “A la larga, uno tiene que acoplarse a los avances de la tecnología”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (2)