16 de September de 2009 00:00

Del Potro cumplió su gran sueño

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Corresponsal en Buenos Aires

A falta de buen fútbol hay tenis. Era ya la noche del martes en Buenos Aires y en la calle se escuchaba a la gente preguntar por celular: “¿cómo va ‘Delpo’, (así le dicen a Juan Martín del Potro) o Del Potro está ganando el quinto set”?

Corrían hasta algún café para ver los últimos puntos. Estos sitios estaban llenos, como en una final de fútbol. Pero era tenis.

Del  Potro, con solo 20 años, se convirtió el lunes en el tercer argentino y sudamericano en ganar el US Open. Antes lo habían logrado Guillermo Vilas (1977) y Gabriela Sabatini (1990). Y es el cuarto argentino en  ganar un Grand Slam (Gastón Gaudio, el Roland Garros de  2004).

En cada punto del jugador nacido en Tandil, una localidad cercana a la costa de la provincia de Buenos Aires, se gritaba como el gol que tanto falta y deprime en estos días a los argentinos.

Del Potro solo ha tenido dos entrenadores en su carrera, que comenzó cuando tenía 6 años. Fue en el club Independiente de Tandil, ciudad de 120 000 habitantes, que se dedica a la ganadería, la agricultura y la metalurgia.

Marcelo Gómez se encargó de formarlo desde 1995 hasta 2007, cuando en el Masters de Madrid perdió contra su compatriota David Nalbandian en cuartos de final. Después de ese torneo decidió irse con Franco Davín, quien entrenó a Gaudio para ganar el Grand Slam de París.

“Estoy emocionado porque Juan Martín siempre decía que su sueño era ganar el US Open. Si uno le pregunta a cualquier argentino qué torneo prefiere ganar, si el Roland Garros o el de Estados Unidos, ellos responden que el Garros, Del Potro no y eso era bastante loco. Se preparó desde muy temprano para ganar este torneo”, dijo Gómez a EL COMERCIO.

Quizá fue esa convicción de Del Potro lo que hace aún más meritoria esta victoria. Román Iutch, de Radio Continental, sostiene que “cuando Gaudio ganó, no creía que podía ganar. En cambio Del Potro siempre lo había soñado”.

Gómez recuerda que Juan Martín iba al club a los 6 años a jugar fútbol, pero su mamá lo llevó adonde él porque “se pasaba rompiendo paredes.  A los 10 ya supo que quería ser profesional. A los 12 nos convencimos de que era un diamante en bruto y que había que trabajarlo. Lo hicimos más agresivo para aprovechar su estatura, pero trabajamos mucho el saque. Todo lo que tiene él hoy ya lo tenía, pero ahora es mejorado”.

No le fue difícil a Gómez pulirlo. Si hay algo que caracteriza a Del Potro es la velocidad para aprender y para triunfar. Recién en el segundo semestre de  2008 sorprendió cuando jugó cinco finales de la ATP y ganó cuatro, que le permitió llegar al Masters de Shangái, desplazando a quien hasta entonces era el número 1 de Argentina, David Nalbandian.

A Gómez no le sorprendió: “Era rápido para aprender. Todo lo que le recomendábamos lo incorporaba. Quería progresar todo el tiempo. Se desesperaba por el ‘ranking’ y a los 17 ya quería ser el número uno. Eso era lo que había que trabajar con él, la paciencia. Había que frenarlo porque era demasiado apurado”.

“No sé mucho de tenis, pero me sorprendió su entereza emocional para llevar adelante el partido, porque contra Federer no solo hay que ser talentoso técnicamente, sino mentalmente”, dice el periodista Daniel Hoffman.

Humildad es la palabra que ahora usan los argentinos para destacar lo realizado por ‘El Matador’ o ‘La Torre de Tandil’, como le dicen, valor que caracteriza a su familia, según quienes la conocen, pues en estas horas mantienen silencio por el triunfo.

Pocos, por no decir nadie, se animan a decir que está llamado a ser el sucesor de Guillermo Vilas. Sobre todo en estas horas en que los futbolistas desencantan y el Lionel Messi que creían heredero de Diego Maradona es apenas una ilusión con la celeste y blanca.

Pero sí destacan la entrega del adolescente que recorrió toda la región como juvenil para intervenir en los Challenger. En 2005 estuvo en el ATP Diario EL COMERCIO en 2005 y también en la etapa de Guayaquil.

En Tandil ya preparan la recepción a su héroe, prevista para hoy. Allá dicen que es su embajador. El alcalde de esa ciudad, Miguel Lunghi, dijo que lo recibirán con todos los honores”.

En esa ciudad habrá una motobomba para recorrer la ciudad. La ruta incluye el club deportivo donde se formó como es el Independiente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)