16 de agosto de 2019 00:00

El Consejo de Participación Ciudadana inicia la fase de reestructuración

José Tuárez dejó ayer el Consejo de Participación Ciudadana, tras ser censurado.

José Tuárez dejó ayer el Consejo de Participación Ciudadana, tras ser censurado. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 32
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 31
Andrés García
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En el cuarto y quinto pisos del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) hubo poco movimiento el pasado jueves 15 de agosto de 2019. Ahí se encuentran los despachos que ocupaban José Carlos Tuárez, Rosa Chalá, Victoria Desintonio y Walter Gómez, exconsejeros de esa entidad, quienes fueron censurados por la Asamblea con 84 votos.

Pese a la resolución, Tuárez acudió ayer a la institución, pues aseguró que aún no recibía la notificación oficial de su censura de parte del Parlamento.

Sin embargo, fuentes de la Asamblea Nacional indicaron que esos documentos fueron enviados ayer, pasadas las 13:00.

El fray, resignado, dijo que “deja el Cpccs con la frente en alto” y denunció una presunta persecución en su contra.

Consultado sobre su futuro inmediato, Tuárez explicó que aún tiene un año de permiso de exclaustración y que se tomará “un tiempo para meditar”.
La exvicepresidenta del organismo, Rosa Chalá, también estuvo en el edificio del Cpccs.

Sus colegas censurados, Walter Gómez y Victoria Desintonio, empezaron a retirar parte de sus pertenencias la noche del miércoles, tras de la sesión plenaria en la que se confirmó su destitución. Así lo señalaron funcionarios del organismo.

Johana Cedeño, presidenta de la Comisión de Fiscalización del Legislativo, aseguró que se notificará al Consejo Nacional Electoral (CNE) para que se tramite la acreditación y posesión de los cuatro nuevos consejeros suplentes, quienes ocuparán el lugar de los funcionarios que se principalizarán.

Informó que el expediente del juicio político contra Tuárez, Chalá, Gómez y Desintonio, que tiene más de 1 600 páginas, también será remitido a la Fiscalía y la Contraloría. “Hay indicios de delitos de carácter penal, como falsificación de documentos, perjurio y desacato. Eso le corresponde a Fiscalía”.

Además, ayer el Legislativo resolvió archivar el tercer proceso de juicio político que pesaba sobre Tuárez y Gómez, pues ambos ya fueron destituidos.

Una vez confirmada la censura de la mayoría, la expectativa radica en la titularización de los cuatro consejeros suplentes y en la elección de las nuevas autoridades del Cpccs.

Según los resultados proclamados por el CNE, los vocales que asumirían como titulares son Juan Javier Dávalos, David Rosero, Ibeth Estupiñán y Francisco Bravo. Ellos se sumarán a María Fernanda Rivadeneira, Sofía Almeida y Christian Cruz, quienes conformaban el bloque de minoría del Cpccs, hasta antes de la censura.

En el caso de Ibeth Estupiñán, aún no ha confirmado si renunciará a la Administración Zonal La Mariscal, del Municipio de Quito, para ir al Cpccs como consejera titular.

Juan Javier Dávalos, otro de los consejeros que se principalizará y que fue cuestionado por presuntamente recibir apoyo del correísmo antes de los comicios, evitó pronunciarse.

Diana Atamaint, titular del CNE, sostuvo que los consejeros de participación suplentes asumirán “automáticamente”, pues ellos ya cuentan con credenciales y fueron posesionados por la propia Asamblea el 13 de junio pasado.

Lo que sí efectuará el ente electoral, según Atamaint, será entregar las acreditaciones a los cuatro nuevos vocales alternos, para que puedan ser investidos en el Parlamento. Ellos son: Gina Aguilar, Carlos Figueroa, Aland Molestina y Jaime Chugchilán.

La consejera María Fernanda Rivadeneira explicó que se prevé efectuar una autoconvocatoria, con los nuevos funcionarios titulares, para nombrar al presidente y vicepresidente del Cpccs. Se espera que esto se concrete hasta la próxima semana, pero puede variar.

Rivadeneira cuestionó la manera en que se manejó la entidad en los últimos 60 días y evitó adelantar criterios sobre quién debería presidir el ente.

“Hay que aprender de los errores y pensar que el Cpccs no es una hacienda”, manifestó.

La consejera Sofía Almeida espera que en el nuevo Pleno “se pueda empujar la institucionalidad”. Ambas funcionarias creen que se debe cambiar la imagen en torno al Cpccs.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (14)