22 de diciembre de 2020 17:23

Los controles por el toque de queda se aplican en Tungurahua y los centros comerciales cumplen con el aforo

Los controles de aforo se realizan en los distintos locales de Ambato. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Los controles de aforo se realizan en los distintos locales de Ambato. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Redacción Sierra Centro

En Ambato los centros comerciales, restaurantes, cafeterías, hoteles y más locales funcionan desde este martes 22 de diciembre del 2020, con los aforos establecidos de entre el 30 y 50% para evitar las aglomeraciones.

También, se adoptaron las medidas de bioseguridad al ingreso de los locales y los controles del personal de la Policía Nacional y de la Intendencia se cumplieron en el primer día de toque de queda. No hubo sancionados en la provincia.

En el centro comercial Mall de los Andes, localizado en el sur de Ambato, las inspecciones para que no haya aglomeraciones son estrictas. También el uso de las mascarillas y que se cumpla con las medidas de bioseguridad para evitar posibles contagios de coronavirus.

Se ubicaron termómetros infrarrojos que miden la temperatura a las personas que esperan encolumnadas. Además, hay un contador de ingreso y la salida de las personas. La idea es conocer con exactitud cuántas personas ingresan y salen para no sobrepasar el aforo permitido.

Hasta las 11:30 de este martes al menos 1 300 personas realizaban compras en los locales comerciales distribuidas en las tres plantas del Mall. El aforo total es de 10 000 personas, pero con las restricciones bajó a 3 016. También en el patio de comidas se redujo de 800 a 240 personas.

En restaurante Comma, ubicado en el sector Ficoa, solo ingresan entre 25 y 30 personas. El local tiene capacidad para 120 personas. Jorge Bedón, gerente del local, dice que tenían reservadas cenas navideñas, pero con las restricciones tuvieron que dialogar con los clientes para atenderles por partes. “Tenemos las mesas separadas para guardar el distanciamiento. En el ingreso se ubicó un lavabo para que los clientes puedan lavarse las manos como medidas preventivas”.

Los locales comerciales en el centro de Ambato también atienden con un aforo del 30% para evitar las aglomeraciones. En el local de productos naturales de Juan Guamán, el ingreso es para cuatro personas. Dice que los clientes deben hacer columna y desinfectar sus zapatos antes ingresar.

Comenta que son las mismas medidas que ya estuvieron vigentes y que han mantenido para no contraer el virus. “Los controles se deben extender a los alrededores de los mercados y plazas donde la gente no respeta las medidas de bioseguridad y hay aglomeraciones”.

Los controles del toque de queda se extendieron hasta las 03:00 a cargo del personal de la Intendencia, la Policía Nacional, Aduanas, Dirección de Tránsito y Transporte Terrestre del Municipio de Ambato y otras entidades.

El intendente de Policía de Tungurahua, Diego Flores, mencionó que se efectuaron los operativos en varios sectores de la ciudad y de la provincia pero no hubo detenidos. “Socializamos con la gente y operadores turísticos, restaurantes, hoteles, centros comerciales y demás negocios sobre las nuevas restricciones en el aforo. Esta vez no sancionamos a nadie, pero desde hoy si a quienes incumplan con la Ley serán remitidas a las autoridades competentes para su sanción”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)