5 de noviembre de 2020 18:14

Contador electrónico fue colocado para  contar los días que lleva desaparecida una joven en México  

Colectivos independientes y familiares de Pamela Gallardo, desaparecida en 2017, protestan este jueves 5 de noviembre del 2020 en la sede del fiscal general de justicia de la Ciudad de México (México). Foto: EFE

Colectivos independientes y familiares de Pamela Gallardo, desaparecida en 2017, protestan este jueves 5 de noviembre del 2020 en la sede del fiscal general de justicia de la Ciudad de México (México). Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Organizaciones civiles y familiares de Pamela Gallardo, joven desaparecida en 2017, colocaron este jueves 5 de noviembre del 2020 un contador electrónico de los días que han pasado desde esta tragedia frente a la Fiscalía de Ciudad de México, organismo que, explicaron, no ha avanzado en la búsqueda ni en la investigación.

El dispositivo es el primero de ese tipo colocado en la capital mexicana, pero su función simbólica es similar a los "antimonumentos" ubicados en diversas partes de la urbe pidiendo justicia por asuntos sin resolver.

Con esta reivindicación instalada en plena calle se pretende recordar a la ciudadanía y a las autoridades que el caso de Pamela no se va a olvidar.

María del Carmen, madre de la joven, reclamó a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) que se investigue de forma contundente y efectiva la desaparición de su hija y aseguró que no se va a cansar de buscarla y de reclamar justicia.

"En la Ciudad de México siguen desapareciendo cada día más personas pero autoridades no lo reconocen. Únanse, sean humanos, es un dolor inmensamente grande a tres años de la desaparición, como el de muchas madres que seguimos en esta lucha. ¿Dónde está Pamela? Seguiré en la lucha hasta donde Dios me permita seguir viviendo", expresó frente a los medios de comunicación.

La desaparición de Pamela 

Pamela desapareció el 5 de noviembre de 2017, a la edad de 23 años, en la colonia (barrio) San Miguel Ajusco, en la alcaldía de Tlalpan del sur de la urbe. Asistía a un concierto de música con su novio y unos amigos.

Desde entonces las autoridades, argumentó la familia, cambiaron varias veces a los policías encargados del caso. Además, acusan de revictimizar a la víctima al investigar a la familia en lugar de centrarse en la desaparición.

Desde hace tres años María del Carmen no tiene novedades sobre el paradero de su hija, "ni si duerme, ni si come", por lo que reclama con este letrero contador que la justicia se ponga de una vez por todas manos a la obra.

Esteban, hermano de la joven, también estuvo presente en la colocación del contador de días y expresó que lo desesperante que es para la familia no tener ninguna novedad.

"Van tres años que no sabemos nada de mi hermana. Las investigaciones son inconclusas, sosas e ineficientes. No hay nada que nos dirija a la localización ni a saber qué le pudo pasar", expresó.

Recomendación de revisión del procedimiento

Además de la colocación de la estructura, los presentes hablaron de una recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en la que se recogen nueve casos de personas desaparecidas en la capital mexicana que siguen sin encontrar justicia y se insta a realizar una investigación a los primeros funcionarios implicados en la búsqueda de Pamela.

"También incluye (la recomendación) una disculpa pública de la Fiscalía y un plan de búsqueda efectivo tendiente a garantizar la verdad", expresó David Peña, portavoz del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social.

Frente a las puertas de la Fiscalía se reunieron varias decenas de personas, entre ellas familiares de otros desaparecidos en Ciudad de México y mujeres que quisieron unirse a la lucha.

Un pequeño grupos de jóvenes encapuchadas llegaron a la zona y se fundieron en un abrazo con María del Carmen, quien les agradeció su presencia y les pidió que no hubiese acciones violentas ya que su lucha es "desde el amor".

Por esto, el grupo prendió una pequeña fogata frente al edificio y emitió consignas y cánticos reclamando justicia por Pamela, por las mujeres desaparecidas en el país y por las más de diez asesinadas en México cada día.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)