2 de abril de 2021 20:12

400 conductores de taxis se involucran en una nueva iniciativa para mejorar su servicio y competir con otras plataformas

La aplicación de taxis Tripcar funciona desde un celular, que está disponible para el sistema Android. Foto: Tripcar

La aplicación de taxis Tripcar funciona desde un celular, que está disponible para el sistema Android. Foto: Tripcar

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 5
Andrea Medina

La aplicación funciona desde un celular, que está disponible para el sistema Android, y ubica en pocos minutos a los conductores cercanos para tomar la ruta seleccionada con anticipación.

La diferencia es que todos los conductores de este sistema son taxis legales que operan dentro de Quito, y que se han capacitado para mejorar la experiencia del usuario con un mejor trato y hasta con información general de la ciudad y sus principales atractivos.

Así lo cuenta Stalyn Taco, representante de Trip Car, un proyecto que se inició hace dos años y al cual ya pertenecen 400 conductores de la capital. “Es una propuesta para quienes buscan la calidad en atención al cliente, y aportar así a la ciudad con mejores hábitos y otros conocimientos como turismo, por ejemplo”.

En ese afán, Taco ha organizado talleres y charlas con otras entidades para que los conductores e integrantes de esta red puedan dar un valor agregado en las carreras, y competir con las demás aplicaciones disponibles actualmente.

Giovani Reina fue el primer conductor que se inscribió a esta plataforma para apoyar a su sector y ofrecer un mejor trato a los pasajeros quienes –asegura- ya no quieren subirse a los taxis legales porque tienen otras opciones. Lo hizo hace ocho meses, en plena crisis sanitaria por el covid-19.

“Con esta aplicación queremos dar el mejor de los servicios. El reto es aprender todos los días. La aplicación es muy fácil de usar. Es totalmente segura, estamos conectados al ECU-911”, indica Reina.

Él explica que gracias al soporte de Google Maps, con el que funciona la aplicación, ellos pueden llegar a la ubicación exacta donde está el usuario, lo que representa una ventaja frente a otras aplicaciones que suelen confundirse con la dirección solicitada. Reina toma de cuatro a cinco carreras diarias en las que ya aplica lo que ha aprendido en los cursos y capacitaciones.

Así lo hizo, recuerda, con una usuaria que acudió a la aplicación hace unos meses y solicitó un recorrido por la ciudad desde la Mitad del Mundo. Era una turista extranjera que pagó un viaje turístico que la llevó a El Panecillo, al Centro Histórico y hasta Sangolquí, a probar los tradicionales hornados. “Lo nuevo es el conocimiento que tenemos de la ciudad, podemos decirle al cliente el lugar más seguro”, agrega Reina.

Edison Zurita es otro conductor que forma parte de Trip Car, desde hace tres meses. A él le gusta esta forma de trabajar porque a considera diferente y le “da otra cara al taxismo ecuatoriano”.

Zurita reconoce que a los usuarios aún tienen recelo al subirse a los taxis amarillos, y por eso considera que el principal reto es volver a ganarse la confianza de los clientes. Sobre las capacitaciones, cuenta que ha recibido charlas para mejorar la atención al cliente y está por emprender una inducción sobre turismo.

A través de la aplicación también se pueden hacer pedidos de comida a domicilio, por un convenio con 20 restaurantes de la ciudad. A través de la aplicación, también se puede proponer una tarifa base antes de iniciar la carrera, y negociarla con el conductor.

A largo plazo, los promotores de Trip Car buscan llegar a otras ciudades del país como Guayaquil, en donde prevén operar desde la próxima semana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (14)