La contaminación del aire, como antes de la pandemia…
Exportación de plátano fresco no se levanta
22 familias de Pimampiro, evacuadas por deslaves
Repatriación e indulto de presos tienen excepciones
IDV le hace frente a un equipo con más millones
Esta es la agenda de Fiestas de Quito para el 29 de …
Planteles masivos no logran cumplir el distanciamiento
La Asamblea puede derogar la reforma tributaria tras…

Concesión vuelve al Estado

Redacción Guayaquil

El Estado ecuatoriano  asume desde esta semana la administración de 85 hectáreas de camaroneras que operaban en la isla Puná. Así lo  señaló el subsecretario de Acuacultura,  José Centanaro.

El funcionario  dijo que estas camaroneras pertenecían al grupo Quirola. “No es una reversión de la concesión. Fue un  acuerdo entre ambas partes.  Estas camaroneras estaban en forma irregular y Quirola renunció a ese derecho”.

Esta es la segunda acción que toma el Estado en este sector. La primera reversión de una concesión camaronera se hizo bajo el argumento de que  no cumplía ningún requisito y no tenía la documentación  en regla.  50 hectáreas fueron entregadas a los comuneros de la isla,  pero son administradas   por la Dirección Nacional de Espacios Acuáticos (Dirnea).

En la isla hay 15 000 hectáreas de camaroneras, distribuidas en playas y bahías,  que son concesionadas por el Estado,  y tierras altas, que son de propiedad privada. Según la Dirnea, hay 137 camaroneras ilegales que ocupan  4 388 hectáreas.

Suplementos digitales