31 de marzo de 2018 00:00

El Consejo Nacional Electoral revisará más de un millón de firmas

Los movimientos y partidos nuevos apresuran la búsqueda de adherentes a sus filas. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Los movimientos y partidos nuevos apresuran la búsqueda de adherentes a sus filas. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Política

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los partidos y movimientos políticos nacionales necesitan, aproximadamente, 200 000 firmas de adherentes para obtener su personería jurídica en el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Esta cantidad varía de acuerdo con el campo de acción de las organizaciones, es decir, si son parroquiales, cantonales, provinciales o nacionales. En cada jurisdicción, debe ser el 1,5% del registro electoral utilizado en las últimas votaciones de autoridades.

Una vez recolectada, o superada, la cantidad de firmas que los movimientos y partidos requieren, es responsabilidad de la autoridad electoral realizar la verificación de los datos ingresados: nombres, apellidos, cédula de ciudadanía y firma; según los artículos 320 y 322 del Código de la Democracia.

Hasta el momento, la institución tiene pendiente procesar más de un millón y medio de firmas, que corresponden a aproximadamente 100 organizaciones que están habilitadas para emprender la búsqueda de adherentes.

Sin embargo, Fausto Holguín, secretario general del CNE, aclara que no es posible establecer un número exacto de suscriptores porque cada día llegan, a la matriz y a las delegaciones provinciales, cientos de rúbricas por verificar.

Holguín recurre a datos del 2017 para realizar una proyección del número de firmas que el CNE tendrá que procesar con miras de las elecciones del 2019. Previo a las pasadas votaciones presidenciales se verificaron 7 millones de firmas para registros de organizaciones.

No obstante, el Secretario especifica que “el número podría ampliarse” por la cantidad de dignidades que se eligen: 23 prefectos, 23 viceprefectos, 221 alcaldes, 867 concejales urbanos, 438 concejales rurales y 4 089 vocales de juntas parroquiales rurales.

El CNE aprobó, el pasado 20 de marzo, un plan operativo para la revisión de las firmas. Dentro de las previsiones se establece ampliar el equipo técnico a 100 funcionarios, entre grafotécnicos y personal verificador, hasta el 24 de septiembre de este año, fecha tope para que las organizaciones se inscriban y puedan participar en las elecciones seccionales de 2019.

Sin embargo, Fidel Ycaza, director Nacional de Organizaciones Políticas, recalca que el servicio de verificación es continuo, es decir, los movimientos y partidos que entreguen los requerimientos, después del plazo establecido en el calendario electoral, serán procesados pero no podrán participar en las elecciones del próximo 24 de marzo.

Los colaboradores del CNE, encargados de constatar las firmas, trabajan enel antiguo Comisariato de las Fuerzas Armadas, en el norte de Quito. A ellos, se suman 20 delegados de las organizaciones que vigilan sus propios procesos.

El orden de prelación para la verificación de datos es de acuerdo con la fecha de entrega. Inicia con el control físico de los formularios, determinando que los datos proporcionados por la organización política tienen un responsable de recolección y que este proceso se realizó de acuerdo con los requisitos del CNE.

Después, se digitalizan los documentos para indexarlos y revisar que coincidan los nombres, apellidos y número de cédula de los inscritos. Si los datos califican, se verifica que los ciudadanos no tengan impedimentos para formar parte del nuevo partido o movimiento, como pertenecer a otra organización política o ser miembro de las fuerzas armadas.

Entonces, es momento de realizar un estudio grafotécnico de la firma, comparándola con bases de datos de instituciones públicas.
Solo quienes superen este proceso podrán participar en las elecciones seccionales del 2019.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (5)