21 de septiembre de 2020 13:31

Dos capillas del convento de Santo Domingo, en el Centro Histórico, fueron restauradas

Obras de restauración se realizaron en dos capillas del convento de Santo Domingo, en el Centro Histórico. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Obras de restauración se realizaron en dos capillas del convento de Santo Domingo, en el Centro Histórico. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Unidad de Noticias

Las obras de restauración en dos capillas del convento de Santo Domingo, en el Centro Histórico, fueron entregadas la mañana de este lunes 21 de septiembre del 2020. Se lo hizo en el marco de las actividades que organiza el Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP) por el cuadragésimo segundo aniversario de Quito Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Se presentaron trabajos de conservación de la antigua portería, en donde ahora se ubica la capilla de San Vicente de Ferrer, así como la de Santa Rosa de Lima, las cuáles se ubican al interior del convento de Santo Domingo.

USD 55 mil se invirtieron en las tareas que comenzaron el 14 de septiembre del 2020. Al inicio de la intervención -se indicó en el IMP- esos sitios se encontraban en estado regular con factores de deterioro como humedad y sales que afectaban los murales.

También había hollín y oxidación del cielo raso de latón. En las pinturas de caballete y en la escultura de San Vicente Ferrer se requerían trabajos de conservación.

Las capillas del convento de Santo Domingo, en el Centro Histórico fueron restauradas y las obras fueron entradas este lunes 21 de septiembre del 2020. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Las capillas del convento de Santo Domingo, en el Centro Histórico fueron restauradas y las obras fueron entradas este lunes 21 de septiembre del 2020. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Los técnicos del IMP limpiaron el sitio y recuperaron los colores de las piezas. Extrajeron las sales y se controló la humedad, asimismo se enderezaron los cuadrantes y se retiraron los elementos extraños del cielo raso. En cuanto a escultura se repararon los detalles decorativos de madera y carpintería.

“Se intervino en los soportes para preservarlos del ataque de polillas y carcoma, así como para consolidarlos y estabilizarlos en su estructura. Se fumigó en la reserva de pinturas de caballete del convento y se mejoró el sistema de ventilación”, se informó en el IMP.

Se restauraron las pinturas murales de fray Enrique Mideros, tanto en la antigua capilla de San Vicente Ferrer como en la de Santa Rosa de Lima. También las de Luis Cadena.

Los técnicos recuperaron los lienzos de las galerías este y sur del patio principal del claustro, enmarcadas en una estructura de madera tallada dorada y policromada. “Son 10 que originalmente estuvieron ubicados en la nave del crucero”, precisó el IMP.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)