Misión de la CIDH visitará Ecuador desde el 1 de diciembre
Colombia y Ecuador posponen apertura de frontera terrestre
Paciente intentó huir por la ventana de hospital en …
Aislan a pasajeros de un crucero por caso de covid-19
En Ibarra hallan el cuerpo de menor desaparecido en aluvión
Gobierno invertirá USD 329 millones para reducir la …
Muertos y heridos en tiroteo; un estudiante fue detenido
Ecuador mantendrá cerrada su frontera terrestre con Perú

La mayoría de cantones decide abrir sus playas paulatinamente

La playa de Súa, en Esmeraldas, tuvo visitantes el viernes pasado. Foto: cortesía Municipio de Atacames

La playa de Súa, en Esmeraldas, tuvo visitantes el viernes pasado. Foto: cortesía Municipio de Atacames

El fin de semana pasado se realizaron varios controles en Crucita. Foto: cortesía Municipio de Portoviejo

Solo las cinco playas de Atacames y Bajo Alto se abren desde hoy, 5 de agosto del 2020, a los turistas. Los otros 34 destinos de Santa Elena, Guayas, Manabí y El Oro postergaron la apertura.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional autorizó la rehabilitación de 40 playas de cinco provincias.

Según el COE, en estos balnearios se instaló el sistema de videovigilancia Distancia 2, que usa cerca de 178 cámaras, megáfonos y drones para verificar que en las playas se cumplan las normas de distanciamiento y de bioseguridad.

La decisión final de permitir el ingreso a los bañistas se trasladó a cada COE cantonal.

Por ello, en Atacames (Esmeraldas) se confirmó la apertura de Tonsupa, Atacames, Same, Súa y Tonchigüe. Para hoy se organizó un acto en el malecón de Atacames.

En los hoteles y restaurantes habilitados se implementaron medidas preventivas, señalética y planes de evacuación en casos de sismos y tsunamis.

En todo el cantón se autorizaron 80 hoteles que cumplieron estas obligaciones, al igual que negocios de carpas, artesanías y cebicherías.

Antes de la apertura oficial, a Tonsupa y Same, principalmente, ya llegaron algunos turistas en esta última semana.

El alcalde de Atacames, Freddy Saldarriaga, pide a los viajeros que cumplan los protocolos en los hoteles y fuera de allí. En los cinco balnearios, a más de las cámaras, habrá 50 agentes municipales.

La playa de Súa, en Esmeraldas, tuvo visitantes el viernes pasado. Foto: cortesía Municipio de Atacames

En El Oro se confirmó la apertura de Bajo Alto, en el cantón El Guabo, donde se aplicarán controles.

Puerto López (Manabí) decidió en las primeras horas de la noche de ayer, 4 de agosto, no abrir sus playas. El COE informó que aún se deben instalar un sistema de drones y bocinas para el monitoreo del ECU-911.

Crucita, en Portoviejo, tampoco se habilitará. En la tarde de ayer, el COE decidió que tentativamente dará la autorización para el 19 de agosto.

Sin embargo, el Municipio trabajó en planes de vigilancia. Por ejemplo, se conformó un puesto de mando unificado con cinco drones y un programa para detectar personas y contabilizarlas. El plan se puso en marcha desde hace dos semanas. Hasta el momento se ha multado a 25 personas por no usar mascarillas y se ha retirado a 493 personas.

En un estudio del Municipio, se determinó que el aforo para Crucita es de 4 000 personas, pero ayer el COE pedía que se redujera a 2 000. También se instalará un puesto de control al ingreso y la calle del malecón será unidireccional.

En Manta se instalaron cuatro cámaras de videovigilancia, pero sus autoridades decidieron que todavía no se permitirá el arribo de turistas.

“La situación se ha mantenido estable, pero no es momento de bajar la guardia y por ello acogimos la recomendación, que será revisada en los próximos 15 días”, explicó el alcalde, Agustín Intriago.

Una decisión similar se tomó en Esmeraldas. La alcaldesa Lucía Sosa dijo que no es pertinente hacerlo, porque la cifra de contagios sigue en aumento. En este cantón están las playas de Las Palmas, Las Piedras, Camarones y Balao.

En Rioverde están las playas de Rioverde y Punta Arena, pero su alcalde Joffre Quintero señaló que el COE cantonal deberá decidir si reabre o no. En San Lorenzo y en Muisne, sus autoridades aún no definen.

Los alcaldes de los tres cantones de Santa Elena y el Prefecto resolvieron que los turistas arriben a sus playas a partir del próximo 25 de agosto.

El Cabildo prevé abrir nueve playas, informó María del Carmen Aquino, directora de la Empresa Municipal de Turismo. Y solo Palmar, uno de los balnearios, cuenta con el sistema de videovigilancia. Por eso se van a adquirir más dispositivos de control.

El alcalde de Santa Elena, Otto Vera, solicitó que se abrieran otras playas para que los turistas tengan opciones.

En Guayas, la Alcaldía de General Villamil Playas aún no decide autorizar el ingreso a sus dos balnearios.

Juan Zapata, director del ECU-911, explicó ayer, 4 de agosto, que el mecanismo de control de Distancia 2 operará de forma conjunta con policías, militares y el personal que realice recorridos aleatorios en las playas.

Si las cámaras fijas o las que tienen los drones detectan irrespeto al distanciamiento, se activará una sirena y un mensaje de prevención.

De no cumplir, los uniformados pueden pedir a los bañistas que abandonen el lugar. Por ello sugerirán un horario de visitas de 10:00 a 17:00, para ejercer un mejor control.

Tomar en cuenta

Los visitantes deben cumplir con el distanciamiento recomendado, que es de 2 metros, entre personas que no pertenezcan al mismo grupo.

El uso de mascarilla es obligatorio fuera del espacio acuático. Se aconsejan mascarillas no desechables para evitar afectaciones al ecosistema.

La práctica
de deportes en la playa, las trenzas y los masajes (o actividades similares que involucren a más de dos personas) está prohibida.

La instalación de carpas o tiendas para grupos de más de seis personas
no está permitida, para evitar la concen­tración de los bañistas.

Las ventas 
informales no están autorizadas, con el fin de eludir

Suplementos digitales