10 de diciembre de 2020 16:51

La campaña nacional para que no se usen plantas silvestres en la elaboración de pesebres de Navidad, se presentó en Imbabura

En Imbabura, el inicio de la campaña No arranques la piel de los bosques incluyó la presentación de títeres. Foto: EL COMERCIO

En Imbabura, el inicio de la campaña No arranques la piel de los bosques incluyó la presentación de títeres. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
José Luis Rosales

Siete policías de la Unidad de Protección del Medio Ambiente de la provincia de Imbabura, ubicada en el norte de Ecuador, realizan operativos para evitar el uso y la comercialización de musgo, bromelias, helechos y líquenes. Estas plantas silvestres son utilizadas durante diciembre para la elaboración de los tradicionales pesebres de Navidad.

Según Marco Maigua, responsable de la Unidad policial, esos controles los desarrollan en carreteras, mercados, almacenes y parques porque es prohibido la extracción, transporte y venta de estas especies vegetales. Entre el 2018 y 2019 en Imbabura no se han registrado decomisos. Maigua considera que eso se debe a las campañas de educación ambiental que se han realizado en los últimos años.

La vigilancia es parte de la campaña: No arranques la piel de los bosques, que se realiza a escala nacional desde hace ocho años.

En el 2019, en el país se decomisó 982,92 kilogramos de musgos y bromelias. Guayas, con 892,50 kilogramos, y Pichincha, con 37,2, son las provincias en las que se registró la mayoría de incautaciones. Le siguen Manabí, Azuay, Loja y El Oro.

Los musgos, bromelias, helechos y líquenes son el hogar y el alimento de varios animales, protegen las vertientes de agua y captan el líquido de la neblina, por lo que su explotación desmedida afecta a los ecosistemas.

El Consejo Consultivo de Educación Ambiental de Imbabura, que aglutina a 35 instituciones, efectuó este 10 de diciembre de 2020 la presentación de esta nueva campaña que tiene como objetivo sensibilizar a los ciudadanos sobre el uso adecuado de los recursos naturales.

Según el prefecto de Imbabura, Pablo Jurado, a través de redes sociales se difunden infografías sobre el uso de materiales alternativos, como el musgo sintético y papel de pesebre, para la elaboración de los nacimientos.

Además, los profesores de escuelas y colegios contarán con una producción audiovisual sobre la campaña para que sean difundidos a los estudiantes en las clases virtuales.

Iván Pozo, director zonal del Ministerio del Ambiente y Agua, señala que en Imbabura y Carchi la utilización y venta de musgos ha disminuido considerablemente. La provincia fronteriza posee 30 especies de musgos. Pichincha, con 92 variedades, y Morona Santiago, con 56, tienen el mayor número.

René Coba, obispo de la Diócesis de Ibarra, hizo un llamado para que no se utilicen estos productos de la naturaleza en la confección de los pesebres. También se comprometió a difundir este mensaje en las ceremonias religiosas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)