2 de September de 2009 00:00

En el camal de Santo Domingo falta aseo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Santo Domingo

El Camal Municipal de Santo Domingo será readecuado. La decisión la tomó el Cabildo, porque las labores de faenamiento, despostado y transportación no se hacen siguiendo las normas de salubridad básicas.

Por ejemplo, los trabajadores no tienen los implementos necesarios para realizar este tipo de actividades. Ninguno usa guantes, solo algunos se colocan  mandiles y cascos.

A esto se suma que las vísceras, patas y cabezas de los animales faenados caen directamente al piso y se mezclan con la sangre y con las aguas sucias que se generan por el  desposte. El camal tampoco cuenta con un horno incinerador para eliminar al ganado enfermo.

Cuando se presenta un caso de estos, el animal afectado es rociado con  creso y enviado al botadero de basura.

Según el administrador del camal, Jorge Pincay, en este centro se faenan  30 cerdos y 90 reses en el día, de lunes a sábado.

El desposte se realiza en horas de la tarde. En la noche, la carne permanece en cámaras de frío y en la madrugada el producto es trasladado hasta los mercados y tercenas locales.

Para corregir estas deficiencias, el director de Salud Municipal, Patricio Reyes, anunció que la Municipalidad invertirá USD 300 000 hasta diciembre.

Según Reyes, con esta inversión se mejorará el equipo de faenamiento y la red de agua potable. Así también el sistema de poleas, con el cual se
transportan los animales faenados y se evita que las reses topen el piso.
 
Además, se prevé adquirir una pistola de aturdimiento. Esta máquina dispara una descarga eléctrica que duerme al animal y así se evita que el ganado se estrese y produzca una toxina, que afectan a las personas cuando consumen la carne. Actualmente, el ganado se mata usando una punta de hierro que es incrustada en la cabeza.

Otro de los proyectos del Municipio es habilitar piscinas de oxidación que servirán para tratar las aguas que salen del camal. El propósito es dejar de descargarlas  directamente por la alcantarilla, sin tratar. Esa agua se puede reutilizar en el lavado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)