6 de September de 2009 00:00

La búsqueda de vida en el espacio se intensifica

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Tecnología

Los astrónomos ya    no esperan recibir un mensaje interestelar para hallar vida fuera del Sistema Solar.

En lugar de eso, buscan mecanismos que les permitan conocer la composición química de otros planetas para determinar si cumple las condiciones para   albergar alguna forma de vida.

Sobre ello, Jeffrey Bada, director del Centro Especializado de Investigación y Entrenamiento en Exobiología de la NASA, quien dictó una charla en el país, hace dos semanas, dijo que  la astronomía atraviesa su mejor momento, pues   dispone de instrumentos y técnicas muy avanzadas para detectar vida.

Este científico participa en un proyecto para diseñar un  robot  capaz de descubrir moléculas  asociadas con la vida, como el ADN, el ARN o los aminoácidos y determinar su origen. La máquina, que será lanzada en el 2013,   se centrará en el estudio del planeta Rojo.

Bada  y su equipo de investigación consideran  que cualquier vida en Marte   comparte una herencia evolutiva con la vida del planeta Tierra.

La NASA, también ha aceptado la posibilidad de que la vida alguna vez pudo haberse desplazado entre los dos planetas, que pudieron ser Marte y la Tierra. 

Hace un año, el investigador  estadounidense  Michael   Pace señaló que  si la Tierra y el ‘Planeta Rojo’   intercambiaron vida hace 3 a 4  000 millones de años, la vida de Marte se vería  como una especie de isla que ha estado separada de tierra firme.

Los científicos coinciden en un dato: “Hace 4 000 millones de años, cuando es probable que comenzó la vida terrestre, cuerpos rocosos volaban a través del Sistema Solar y chocaban contra los planetas. Estos impactos lanzaban trozos de los planetas al espacio, y algunos de ellos aterrizaron en otros planetas como meteoritos”. Por eso, los investigadores insinúan que algunos  microbios pueden haber viajado como polizones hacia o desde Marte sobre estos meteoritos.

Bada explica que el robot que diseñan   está concebido para   proveer el más riguroso análisis del potencial biológico pasado y presente de la superficie marciana. Para el  científico la búsqueda de la vida en el espacio  se  ha intensificado en los últimos  años.

Para  ello,  también  recurren a la ayuda de telescopios como Kepler, que   este año identificó  un planeta del tamaño de Júpiter que gira alrededor de otra estrella. Esto demuestra que hay planetas similares a la Tierra. 

La Agencia Espacial Europea también lanzará el  Observatorio Espacial Darwin que será en enviado al espacio en el 2015.

Las herramientas

El proyecto Seti consta de  radiotelescopios gigantescos enfocados hacia las estrellas. Esperan una señal del espacio exterior.

La Agencia Espacial Europea planea lanzar a Darwin, una flotilla de  naves que trabajarán  juntas para encontrar planetas del tamaño de la Tierra y buscar la firma química de la vida.

El  fin del telescopio Corot es buscar planetas similares a la Tierra. Fue lanzado en  2006. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)