5 de febrero de 2021 12:45

Una banda que abastecía de armas, explosivos y municiones a disidentes de las Farc fue desarticulada en Ecuador

En el Comando de Policía de Imbabura se presentaron 1 299 cartuchos de armas de fuego, como parte de las evidencias

En el Comando de Policía de Imbabura se presentaron 1 299 cartuchos de armas de fuego, como parte de las evidencias. Fotos El Comercio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Sierra Norte

Nueve personas detenidas, 1 299 cartuchos de armas de fuego y 155 alimentadoras para fusiles AK49, Mig y Ruger decomisadas. Ese es el resultado del operativo Frontera Armada, que permitió desarticular una banda delictiva dedicada al tráfico ilegal de municiones, armas y explosivos.

La mañana de este 5 de febrero del 2021 se presentó la munición en el Comando de Policía de Imbabura, ubicado en el norte de Ecuador, como parte de las evidencias.

Según Pablo León, comandante de Policía de la Zona 1, que incluye a las provincias de Carchi, Esmeraldas, Imbabura y Sucumbíos, la madrugada de hoy se realizaron allanamientos en ocho inmuebles. Eso permitió detener a cuatro personas sospechosas en la provincia de El Oro, tres en Imbabura, uno en Pichincha (Quito) y uno en Guayas.

Tras una investigación y seguimiento de ocho meses se concluyó que esta organización se dedicaba a recibir municiones, armas y explosivos procedentes de Perú. Luego las enviaban hasta Guayaquil en transporte público, como encomiendas.

Desde esta urbe se volvía a trasladar, en autobuses interprovinciales, hasta Imbabura y posteriormente hasta Colombia. Para ello se utilizaban trochas o pasos fronterizos no autorizados del Carchi.

De acuerdo a datos de las unidades de Inteligencia Transnacional y de Lucha Contra el Crimen Organizado, de la Policía Nacional, el destino final del material de guerra eran grupos disidentes de las Farc. Los investigadores tienen videos y fotografías de otras entregas que se realizaron, que muestran cómo operaba esta organización.

León explicó que se coordinaron acciones con la Policía de Perú y de Colombia, en donde también se están realizando indagaciones en torno al caso.

Durante los allanamientos también se retuvo cinco vehículos, siete teléfonos celulares, USD 2 348 y 200 pesos colombianos.

Un producto que llamó la atención fueron gránulos de plata, que se utiliza en la joyería, que también se encontraron junto a las municiones. Son 30 paquetes que se movilizaban ilegalmente de un país a otro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)