15 de agosto de 2019 08:33

Anahí fue víctima de secuestro; una mujer en Quito condujo a su paradero

La ministra María Paula Romo publicó la foto de la menor junto a ocho policías. Foto: Twitter / María Paula Romo

La ministra María Paula Romo publicó una foto de la menor rescatada el miércoles 14 de agosto del 2019 junto a ocho policías. Foto: Twitter / María Paula Romo

valore
Descrición
Indignado 9
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 6
Contento 135
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La desaparición de Anahí, de 2 años, consternó a Ecuador. La pequeña fue víctima de secuestro, informó la Fiscalía, tras su hallazgo la tarde del miércoles 14 de agosto del 2019 en El Coca, en la Amazonía, tras nueve días lejos de su familia.

Las piezas del rompecabezas para dar con el paradero de Anahí calzaron a las 10:00 del miércoles 14 de agosto del 2019, según un documento de la Policía, al que accedió este Diario. Allí se detalla lo qué ocurrió previo al hallazgo de la infante en la capital de la provincia de Orellana, la tarde del 14 de agosto.

Un grupo de uniformados en Turubamba acudió a un llamado en el sur de Quito y en las calles Leonidas Dubles y E5 “se pudo observar a una persona de sexo femenino que a nuestro paso adoptó una apariencia de nerviosismo inusual”.

La mujer, Esther V., de 31 años, informó a los uniformados sobre el paradero de la niña, señala el documento policial. Ella admitió que se comunicó con las autoridades para proporcionar más datos sobre el caso.

“Nos manifestó que su hermana Alicia V. le había conversado que ella no podía tener hijos y que por esa razón le iban a regalar una niña”, se indica en el texto.

Según testigos, Anahí fue secuestrada cerca de las 15:00 del martes 6 de agosto del 2019 en un local de servicio de Internet de su madre, ubicado en el sector Pueblo Unido, en el sur de la capital.

Una hora y media después de ese hecho -según indicó Esther V.- Alicia llegó al local en donde funciona su negocio, también en el sur de Quito, con una niña en brazos, diciéndole que una trabajadora sexual se “la había regalado, permaneciendo en compañía de su hermana Alicia por el lapso de tres días en el lugar antes descrito”.

Luego se trasladaron a un conjunto residencial en Chillogallo y allí permanecieron hasta las 00:00 del lunes 12 de agosto del 2019. Para entonces, la noticia de la desaparición de Anahí se había difundido en distintos medios de comunicación y redes sociales y su imagen aparecía en postes, locales, paradas de buses...

La mujer entregó los zapatos que se encontraba puesta la menor al momento de su desaparición. Foto: Cortesía

Esther V. entregó a los uniformados en Quito los zapatos rosados que se encontraba puesta la menor al momento de su desaparición. Foto: Cortesía


La madrugada del lunes, “Alicia V. y la menor salieron con rumbo a la terminal terrestre de Quitumbe en donde a la 01:00 se embarcaron en un autobús con dirección a la provincia de Orellana”.

En su testimonio, Esther confesó que a la niña le cortaron el cabello y le cambiaron de prendas de vestir y zapatos. “De igual forma, nos proporcionó fotografías que fueron tomadas durante el tiempo que (Anahí) permaneció en Quito. A la vez nos entregó los zapatos que se encontraba puesta la menor al momento de su desaparición”, reza en el documento de la Policía Nacional.

Tras recopilar la información, desde Caupicho los policías se comunicaron con agentes de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida y Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased), la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen) y la Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase).

Ellos confirmaron que la información proporcionada por Esther V. era verídica. Primero se trasladaron al conjunto residencial de Chillogallo para recolectar indicios, antes del traslado de “equipos de campo hasta la provincia de Francisco de Orellana con la señora Esther V.” para localizar a Anahí.

Las dos mujeres ahora están detenidas. La Fiscalía señala que una de ellas sería menor de edad y que solicitará al juez de turno la audiencia en la cual se tratará la calificación de flagrancia y legalidad de la detención de las ciudadanas.

Las mujeres podrían ser procesadas por el presunto delito de secuestro y enfrentarse a una pena de cinco a siete años de cárcel, según el Art. 161 del Código Orgánico Integral Penal (COIP). El apartado reza: “La persona que prive de la libertad, retenga, oculte, arrebate o traslade a lugar distinto a una o más personas, en contra de su voluntad, será sancionada con pena privativa de libertad de cinco a siete años”.

Los nueve días de desaparición fueron una la tortura para los padres de Anahí. La madre, Paola Alanuca, recuerda el día de la desaparición. La pequeña estaba sentada en la puerta de su local de Internet jugando con su muñeca.

A las 15:00, un vecino entró y pidió usar una computadora. Luego llegó una mujer y solicitó ayuda para ‘hackear’ una cuenta de Facebook. Paola le explicó que no ofertaba ese tipo de servicios y continuó atendiendo al primer cliente.

Cuando regresó a ver a su hija, había desaparecido. Salió a la calle y tampoco la encontró. Corrió, preguntó a los dueños de una ferretería cercana y ellos le contaron que vieron a una mujer que la agarró de los brazos, tapó su boca, la metió en un taxi amarillo y se la llevó.

La mamá recuerda que gritaba y lloraba. Sus manos temblaban y llamó al padre de la menor. Le contó lo sucedido y acudieron a la Policía.

Los agentes rastrearon la placa del supuesto taxi y descubrieron que fue clonada. Luego iniciaron la recopilación de evidencias. Conversaron con vecinos, familiares de la pequeña y accedieron a los videos de vigilancia. En esas imágenes se ve a dos personas sospechosas que rondaban el barrio minutos antes de la desaparición.

La cronología de los hechos

6 de agosto del 2019. Anahí, de 2 años, desapareció en un local de Internet, en el sur de Quito. Vecinos vieron que una mujer se la llevó en un taxi.

7 de agosto ​del 2019.
Se intensifica la bús­queda de la pequeña y se unen tres grupos policiales para rastrearla a escala nacional. Los padres también pegan afiches en Quito.

13 de agosto del 2019.​ Los padres de la niña recorren medios de comunicación y piden a los ciudadanos que les ayuden en la búsqueda de su hija. Las autoridades dicen que trabajan en el caso.

14 de agosto del 2019. Una mujer, Esther V., es detenida en Quito y proporciona información del paradero de la pequeña.

14 de agosto del 2019.​ La ministra de Gobierno, María Paula Romo, anuncia a través de la cuenta oficial de Twitter que Anahí fue encontrada en El Coca, en la provincia amazónica de Orellan y publicó una foto de la menor junto a policías.

Documento policial Anahí 1
Documento policial Anahí 2
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (184)
No (34)