9 de August de 2009 00:00

El acuerdo Colombia-EE.UU. causa crispación en la región

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Mundo

El acuerdo que EE.UU. y Colombia afinan para que Washington use siete  bases militares colombianas levanta ronchas y divide a  la región.



Ecuador dice no al convenio 
El canciller de Ecuador, Fander Falconí, señaló que el plan de Bogotá con Washington "fomenta una actitud militarista" cuando esa posición se está buscando erradicar de la región. Además, cuestionó la gira emprendida por el presidente de Colombia,  Álvaro Uribe.
El convenio militar entre Colombia y Estados Unidos  con seguridad dominará la agenda de la cumbre de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), que
se instalará el 10 de agosto,  en Quito.La división  se evidenció durante la gira que el presidente colombiano, Álvaro Uribe,   hiciera, entre el martes 4 y el jueves 6, por siete países latinoamericanos (Perú, Bolivia, Chile, Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil). El  periplo sirvió para  explicar los alcances del convenio con Washington .

Por un lado, con el presidente venezolano Hugo Chávez a la cabeza, el grupo de países de la Alianza Bolivariana para las Américas (Alba) se opone al acuerdo  Bogotá-Washington. Precisamente, la crítica   más contundente salió del líder bolivariano, quien declaró  que “estas bases podrían ser inicio de una guerra en Sudamérica”. 

A esta postura  se sumó Uruguay, cuyo presidente, Tabaré Vázquez, precisó que la posición “histórica” de su país es de rechazo a las bases militares extranjeras en América Latina. 

Por otro, están los Estados que consideran que el convenio se incluye en las  decisiones “soberanas” que los Estados toman. Con esa línea comulgan Chile,  Paraguay y Perú, cuyo presidente, Alan García, fue el más expresivo en su apoyo a Bogotá.

La posición de Brasil es  la más sutil de todas. El presidente Lula da Silva ha dicho que no le gustan las bases en Colombia, pero también  ha mencionado que  se trata de una decisión soberana del Gobierno colombiano. “Esto porque Brasil tiene la intención de cumplir  un papel de mediador”,  comentó a la cadena   BBC Alfredo Valladão, profesor del Instituto de Estudios Políticos de París.
  
¿Cuáles son los  alcances del acuerdo? El  experto  estadounidense Nikolas Kozloff,  doctor en historia de América Latina por la
Universidad de Oxford, hace una lectura.  “Colombia  lleva adelante el proyecto estadounidense  de aislar a los países de la Alba. Es una estrategia para  separarlos de Brasil y de otros países moderados de la región, volviéndolos más débiles”, expresó al portal brasileño G1. Para Kozloff, el presidente de EE.UU., Barack Obama, no abandona  la política de aislamiento de los gobiernos “más radicales” de Sudamérica.

Kozloff va más allá. Cree que la gira de  Uribe, en realidad, tuvo la intención de “aislar” a Venezuela y Ecuador, los países más críticos con el convenio, de cara a la reunión que la Unasur tendrá en Quito, el  10.
Abonan la tesis de Kozloff  las declaraciones que diera  al diario brasileño O Estado de Sao Paulo el asesor de Seguridad Nacional de la
Casa Blanca, James Jones. Al defender las tratativas  con el gobierno de Uribe, Jones  enfatizó  que “ EE.UU.acusa  a Venezuela de tolerar actividades  de las FARC”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)