2 de noviembre de 2018 13:43

Acnur refuerza presencia en Perú y Ecuador ante llegada de migrantes venezolanos

El pasado miércoles, 31 de octubre del 2018, miles de ciudadanos venezolanos formaron largas filas en el Centro Binacional de Atención en Frontera (Cebaf), para poder sellar su ingreso al Perú. Foto: EFE

El pasado miércoles, 31 de octubre del 2018, miles de ciudadanos venezolanos formaron largas filas en el Centro Binacional de Atención en Frontera (Cebaf), para poder sellar su ingreso al Perú. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 10
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) anunció este viernes 2 de noviembre del 2018 que reforzó su presencia esta semana en los puntos fronterizos en Ecuador, Colombia y Perú ante la llegada masiva de ciudadanos venezolanos a este último país en los últimos días por el vencimiento de un plazo para solicitar un permiso de residencia.

El miércoles 31 de octubre fue el último día de plazo para que los migrantes venezolanos pudieran ingresar a Perú a pedir un Permiso Temporal de Permanencia (PTP).

Ese día entraron al país andino procedentes de Ecuador 6 708 ciudadanos venezolanos, más del triple de la cifra que se registraba hace dos semanas. En Perú residen actualmente medio millón de ellos, de acuerdo con los datos oficiales.

El número de migrantes venezolanos que cruzaron desde Colombia a Ecuador por los pasos de Rumichaca y San Miguel también se incrementó en octubre, con 97 500 llegadas en ese mes, informó Acnur.

En Perú, los viajeros venezolanos que entraron hasta el miércoles tienen plazo hasta el 31 de diciembre para pedir el PTP. Las personas a las que les sea negado o que no logren completar los documentos deberán irse. Según el Gobierno peruano, la nueva situación hará que se reduzca sustancialmente la llegada de migrantes que huyen de la crisis económica, social y política de Venezuela.

A principios de esta semana, los ciudadanos venezolanos tuvieron que esperar haciendo cola entre dos y tres días para completar las formalidades exigidas en la frontera, que incluían los procedimientos migratorios y las vacunas obligatorias, destacó Acnur en su comunicado.

Miles de personas durmieron a la intemperie y muchas necesitaron asistencia médica y comida. En Perú, Acnur reforzó sus equipos en Tumbes para ayudar a coordinar la respuesta e identificar y asistir a las personas con necesidades especiales, como los menores no acompañados.

Los migrantes venezolanos que piden asilo en Perú siguen siendo admitidos en la frontera aunque todo apunta a que las llegadas se están reduciendo.

En Tumbes, las autoridades peruanas procesaban de media 1 000 solicitudes de refugio al día. Entre las ayudas proporcionadas por Acnur hay notebooks donadas a las autoridades de inmigración peruanas para acelerar los trámites, recursos financieros para desplegar a más funcionarios y la instalación de 50 baños químicos en la frontera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (2)