28 de septiembre de 2015 19:23

Unicef lanza iniciativa para reducir violencia en escuelas de Latinoamérica

La presencia de delincuentes, pandillas y armas en las escuelas aumenta el ausentismo y, en muchos casos, conduce al abandono escolar. Foto: Pixabay.

La presencia de delincuentes, pandillas y armas en las escuelas aumenta el ausentismo y, en muchos casos, conduce al abandono escolar. Foto: Pixabay.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

La oficina regional de la Unicef para América Latina y el Caribe, región con una tasa de homicidio juvenil más de dos veces mayor que la media mundial, presentó hoy, 28 de septiembre, una iniciativa para reducir la violencia en el entorno escolar y asegurar a niños, niñas y adolescentes una educación de calidad.

"Millones de niñas, niños y adolescentes se preguntan cada día si podrán llegar a la escuela, si estarán seguros durante la jornada escolar", señala el documento base de la "Iniciativa a favor de escuelas y comunidades fuertes: Colaborar para construir escuelas seguras y ambientes de aprendizaje protectores".

Según el documento, la presencia de delincuentes, pandillas y armas en las escuelas aumenta el ausentismo y, en muchos casos, conduce al abandono escolar de millones de niños en América Latina. 

Asimismo, la extorsión a docentes y estudiantes y el robo y la destrucción de instalaciones escolares impiden el acceso a la escuela y generan miedo y consecuencias psicológicas negativas que disminuyen la calidad de la enseñanza y el aprendizaje. Para poner en marcha la iniciativa, Unicef cuenta con dos importantes socios: la Coalición Empresarial Mundial por la Educación y World at School (El mundo en la escuela).


Al acto de presentación asistieron los ministros de Educación de El Salvador y Costa Rica, Carlos Mauricio Canjura y Sonia Marta Mora, respectivamente, la primera dama de Panamá, Lorena Castillo de Varela, y el empresario guatemalteco Salvador Paiz.

El lanzamiento se hizo durante el evento global Up for School, que reúne en Nueva York a jóvenes, líderes empresariales, docentes, sociedad civil y organizaciones religiosas de todo el mundo para realizar un llamamiento a favor de que la educación sea considerada una prioridad en la nueva agenda del desarrollo global.

"América Latina y el Caribe tiene el índice más alto de violencia armada de todo el mundo y es la única región donde la violencia con efectos mortales aumentó entre 2000 y 2010. En las últimas dos décadas, las tasas de homicidio aumentaron de cinco a ocho veces más rápido que en Europa y Asia", dice el documento.

"La tasa de homicidio juvenil es más del doble que el promedio mundial: 70 cada 100 000. Aunque esta violencia afecta a todos, la más mortal afecta desproporcionadamente a los jóvenes varones, como autores y como víctimas", agrega.

Por eso, "evitar que haya armas en las escuelas es esencial para crear un ambiente de aprendizaje seguro", subrayan Unicef y sus socios que, entre otras medidas para conseguir ese objetivo, proponen "la creación de centros de llamadas de auxilio seguros, que permitan hacer denuncias anónimas de incidentes o amenazas".

Otra de las propuesta es "crear programas de resolución de conflictos y coexistencia pacífica", para "ayudar a los niños y niñas a desarrollar su capacidad de hacer frente a las diferencias de manera no violenta y facilitar la reintegración de los niños que no asisten a la escuela".

En el documento, Unicef y sus socios hacen un llamamiento a toda la sociedad para que participe activamente en la creación de ambientes de aprendizaje seguros y destaca que es "especialmente" importante la consulta y la participación de los niños, niñas y adolescentes y sus familias.

El documento señala específicamente que pueden hacer cada uno de los actores -estudiantes, familias, docentes, autoridades y empresarios- por lograr ambientes educativos más seguros y menciona experiencias concretas que han tenido éxito en varios países latinoamericanos. "Convertir la seguridad en las escuelas en una prioridad nacional" es un deber para todos los países, dicen Unicef y sus socios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)