1 de noviembre de 2014 22:49

El software Ginga complementará la televisión digital terrestre

Smart tv Samsung presenta una televisión con nuevos sistemas que permiten acceder a la Internet y difunde aplicativos propios. Foto: Wikicommons

Smart tv Samsung presenta una televisión con nuevos sistemas que permiten acceder a la Internet y difunde aplicativos propios. Foto: Wikicommons

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 9
Contento 4
Andrés Jaramillo.SEnSCoordinador ajaramillo@elcomercio.com (I)

Imagine que está frente al televisor disfrutando de su serie, novela o película favoritas. De pronto, en la pantalla aparece un ícono que -al activarlo con el control remoto- le permite interactuar con la pantalla.

Despliega una serie de pestañas que conducen a nuevo contenido relacionado con el programa que se está viendo. Por ejemplo, la biografía de uno o varios de los personajes de esa novela, un resumen del capítulo anterior de la serie, un adelanto de lo que vendrá o incluso un catálogo para comprar algunos de los productos que se ven en la película, como un celular o un bolso. Todo sin ir al almacén.

El escenario no es lejano. Los ecuatorianos podrán tener este tipo de experiencia interactiva con la implementación de la Televisión Digital Terrestre (TDT) que se instala en el país, como política de Gobierno. Está previsto, según la Superin­tendencia de Telecomunicaciones (Supertel), que hasta el 2018 todas las provincias del país tengan la tecnología necesaria.
El apagón analógico, que implica el inicio del proceso de transición de la tecnología actual a la TDT se iniciará el siguiente año.

Hasta ahora, la señal de la TV llega a los hogares viajando a través del espectro radioeléctrico, como ondas. Pero ocupa gran espacio y llega con dificultad, porque tiene que eludir la infraestructura que se ha levantado en las ciudades (edificios, postes, casas) lo que afecta a su calidad.

Es por eso que se ven las imágenes borrosas, con líneas blancas y a veces solo sombras.

Con la TDT, en cambio, la señal se digitaliza. Es decir, se convierte en ceros y unos. Esto hace que se canalice y comprima mejor para ocupar menos espacio del espectro radioléctrico (ver infografía). Llegará a los equipos receptores directamente como un paquete de datos en lenguaje binario.

No todo televisor podrá interpretar esa señal digital. Debe tener el estándar japonés ISDB-T, que permite decodificarla. En el mundo hay varios de estos estándares, como el norteamericano ATSC. El que eligió Ecuador desde el 2010 es de software libre, lo que permite copiarlo, modificarlo o incluso mejorarlo sin que esto implique un costo. Nueve países de Sudamérica también optaron por ese estándar.

Desde diciembre del 2013, en Ecuador entró en vigencia un reglamento en el que se obliga a todos los importadores de televisores a comprar equipos que tengan ISDB-T. Ya se pueden encontrar en los principales almacenes del país.

La idea es que cuando se inicie el apagón analógico nadie se quede sin señal. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), el 85,1% de la población tiene al menos un televisor en el hogar.

José Rivera, docente de Televisión Digital de la Universidad de las Américas, analizó los equipos que llegaron al país y constató que tienen el estándar ISDB-T, pero aún no cuentan con el software Ginga.  Es la que permitirá soportar las aplicaciones para la interactividad.

“El Ginga, que se supone es parte del estándar ISDB-T, no está ni en los televisores ni en los codificadores”, refiere Rivera. La señal en esos equipos mejorará, pero no permitirá la reproducción de contenidos interactivos, que es el valor agregado a la TDT frente a otros equipos y plataformas que han roto con el paradigna de que es indispensable tener una TV para consumir contenidos.

Ahora se miran también a través del computador o las tabletas gracias a empresas como Netflix o Crackle. Ofrecen contenidos bajo pedido, en tiempo por la web. Además, permiten al usuario grabar, almacenar y elegir contenidos rompiendo con esa lógica de contenidos rígidos de la TV.

Según Jaime Guerrero, exministro de Telecomunicaciones, el Ginga vendrá en un segundo momento. Para él, una de las ventajas de la TDT será que usuarios recibirán una señal nítida en sus equipos móviles sin importar que estén en un bus
o caminando.

Cómo elegir una televisión para señal digital 

En la parte posterior de la televisión debe tener una etiqueta en donde se dice que tiene estándar ISDB-T.

El tipo de pantalla no tiene que ver en la recepción de la señal. Da igual que sea LCD, LED o Curve.

No es un requisito que la televisión tenga ‘wifi’.

Este sistema sirve para conectarse a la Internet.

Es un mito que del tamaño de la televisión dependa la calidad de la señal que se ­recibirá en el equipo.

Los televisores con estándares ATSC (norteamericano) y DBV (europeo) no servirán en el Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)