13 de agosto de 2014 00:00

La sobreexposición a la televisión afecta a los ojos

Las características de la televisión, la posición y tiempo de exposición de los usuarios influyen en la salud de sus ojos. Foto: Archivo/ El Comercio

Las características de la televisión, la posición y tiempo de exposición de los usuarios influyen en la salud de sus ojos. Foto: Archivo/ El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 13
Sorprendido 1
Contento 0
Andrea Gordón. Redactora (I)

Las características de la televisión, la posición y tiempo de exposición de los usuarios influyen en la salud de sus ojos.

La Society of Motion Picture and Televisión Engineers (Smpte) recomienda que la distancia mínima entre las personas y estos equipos electrónicos debe ser al menos el doble del ancho del televisor y la máxima no debe superar más de cinco veces esa medida.

Es decir, si un televisor mide 40 pulgadas en adelante y su ancho es de 90 centímetros, la ubicación adecuada es de 1,80 metros hasta los 4,50 metros.

Para Galo Guerra, médico oftalmólogo y docente de la UDLA, las nuevas tecnologías han implementado mecanismos en los equipos que ayudan a disminuir los niveles de cansancio en los ojos.

Sin embargo, la sobreexposición a los mismos causa una sensación de sequedad e irritación. Esto se atribuye principalmente a la disminución de parpadeo y de la secreción lagrimal natural.

De acuerdo con el censo del 2010 hecho por el INEC, cerca
de 3 073 933 ecuatorianos tienen una televisión en su casa.
María de los Ángeles Loor, de 12 años, sufre de cansancio visual. Desde que era pequeña pasaba más de seis horas seguidas frente al televisor, a pesar de que esto no le causó daños severos en los ojos, en la actualidad utiliza lentes de descanso cada vez que utiliza la computadora, la tableta o el celular.

“Si no me pongo los lentes mis ojos se resecan y en ocasiones siento la vista borrosa”, comenta la adolescente. Su médico tratante le recomendó que utilizara colirio para evitar la sequedad e irritación.

Sin embargo, las empresas tecnológicas han desarrollado algunos tipos de pantalla que por sus características técnicas y resolución permiten una visión más relajada.

Por ejemplo, los plasmas, LCD, LED, entre otras, han incorporado mecanismos que disminuyen el efecto de temblor en las imágenes y el aumento de la frecuencia de cuadros visuales por minuto.

El oftalmólogo ecuatoriano indica que para evitar problemas futuros es importante realizar pausas y mirar de lejos cada cierto tiempo cuando se esté expuesto a varias horas frente al ordenador o televisor.

La empresa internacional THX estipula el estándar de audio y video para algunas salas de cine (certificación THX), que es un parámetro internacional.

Para calcular la distancia idónea respecto de este estándar
se debe multiplicar la diagonal de nuestro televisor por 1,2. El resultado obtenido es la distancia en metros a la que nos deberíamos colocar frente al televisor, de acuerdo con el espacio físico de la habitación.

“Mientras más tiempo hacia arriba se tengan los ojos, se cansan más ya que se realiza mayor esfuerzo que con la mirada hacia abajo”, dice Guerra.

Andrés Pico, oftalmólogo de la Unidad de Cirugía Refractiva del Centro de Oftalmología Barraquer, agrega que otro factor que produce cansancio visual es que cuando se utilizan ordenadores o móviles se mira a corta distancia.

El resultado es un esfuerzo de enfoque superior al que se emplea en la visión lejana.Por eso se recomiendan disminuir las horas de uso para que se recupere la frecuencia de parpadeo y se lubriquen los ojos.

Según los datos de la encuesta de Uso del Tiempo del ­Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), realizada en el 2012, después de dormir a lo que más tiempo le dedican los ecuatorianos es a ver ­televisión. La media son más de 12 horas a la semana en un hogar promedio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)