5 de August de 2013 16:22

Medicamentos para la hipertensión aumentan riesgo de cáncer de mama

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las mujeres posmenopáusicas que tomaron algunos medicamentos para la hipertensión durante 10 años o más enfrentan un riesgo más de dos veces mayor de desarrollar cáncer de mama, dijeron el lunes investigadores estadounidenses.

Las mujeres que tomaban fármacos bloqueadores de los canales de calcio (BCC) contra la presión arterial alta presentaron 2,4 a 2,6 más riesgo de desarrollar cáncer de mama que las mujeres que no tomaban ese tipo de medicación, señaló la investigación publicada en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA) .

Los expertos dijeron que los hallazgos podrían tener importantes implicaciones para la salud pública.

"Aunque algunos estudios han sugerido una relación positiva entre la toma de BCC y el riesgo de cáncer de mama, éste es el primer estudio en observar que el consumo a largo plazo de estos bloqueadores en particular, está asociado con el riesgo de cáncer de mama”, dijo el estudio.

Los BBC, también conocidos como antagonistas del calcio, fueron el noveno fármaco más recetado en Estados Unidos en 2009, con más de 90 millones de recetas, según JAMA.

Los ejemplos incluyen amlodipina, diltiazem, felodipina, isradipina, nicardipina, nifedipina, nisoldipina y verapamilo.

Estos fármacos evitan que el calcio se acumule entre en los músculos del corazón y las arterias, y pueden ensanchar los vasos sanguíneos y disminuir la frecuencia cardíaca.

"Otros medicamentos antihipertensivos - diuréticos, betabloqueadores y antagonistas de los receptores de la angiotensina II (ARA-II) - no se asociaron con un mayor riesgo de cáncer de mama”, indicó el estudio de JAMA.

Los investigadores examinaron el riesgo de cáncer de mama en una población de mujeres de 55 a 74 años en el estado de Washington (noroeste). Un total de 880 desarrolló cáncer de mama ductal invasivo, 1 027 cáncer de mama lobular invasivo y 856 no padecían cáncer y sirvieron como grupo de control.

Los científicos hallaron que la toma de BCC durante 10 o más años se asociaba con probabilidades 2,4 veces mayores de padecer cáncer de mama ductal y 2,6 veces mayores de sufrir cáncer de mama lobular.

"Si el aumento de dos a tres veces mayor del riesgo encontrado en este estudio se confirma, la toma de BCC a largo plazo sería uno de los principales factores de riesgo modificables para el cáncer de mama”, escribió en un editorial en JAMA Patricia Coogan, epidemióloga principal en el Centro de Epidemiología Slone en la Universidad de Boston.

El cáncer de mama es el cáncer más común en mujeres en todo el mundo. Según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, una de cada ocho mujeres nacidas hoy desarrollará cáncer de mama durante su vida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)