26 de marzo de 2015 11:56

530 años después, Ricardo III recibe sepultura con honores reales

A la ceremonia de este 26 de marzo asistieron varios miembros de la casa Real. Foto: AFP

A la ceremonia de este 26 de marzo asistieron varios miembros de la casa Real. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia DPA
Por:Teresa Dapp
Inglaterra

Los huesos de Ricardo III han pasado por mucho desde que el monarca inglés muriese en el campo de batalla en 1485: el monarca fue enterrado rápidamente sin ataúd en la localidad inglesa de Leicester, pero pronto fue olvidado y acabó cubierto de asfalto bajo un estacionamiento. Hasta el verano de 2012, cuando unos investigadores analizaron la osamenta real con todos los instrumentos posibles.

Hoy (26 de marzo), finalmente, el rey británico halló su última morada, 530 años después de su muerte. Al menos el segundo entierro debía ser digno de un monarca y la catedral de la ciudad estaba este jueves decorada a tal efecto con rosas blancas, el símbolo de la casa de York, cuyo poder acabó con la violenta muerte de Ricardo.

La reina Isabel II, de 88 años, cumplía con otro compromiso en Kent, pero envió un mensaje: Ricardo III descansa "en paz en la ciudad de Leicester, en el corazón de Inglaterra". El hecho de que la monarca enviase unas pocas palabras se entendió como una suerte de rehabilitación real del famoso rey, que injustamente llegó al trono y al parecer sería el responsable de la muerte de dos de sus sobrinos, aunque esto último no está probado.

El hallazgo de la osamenta desempolvó de nuevo el viejo debate sobre si Ricardo III tenía tanta sed de poder y tan pocos escrúpulos como lo presentó William Shakespeare o si fue la dinastía que les sucedió, los Tudor, los que le dieron esa mala fama. En la ceremonia se mencionó la polémica, pero sin tomar partido.

Entre los invitados de honor en la ceremonia, se pudo ver con un semblante festivo a representantes de la casa real británica como la condesa Sofía, la esposa del príncipe Eduardo y nuera de la reina, así como al príncipe Ricardo y duque de Gloucester, el primo de la reina que lleva el mismo título de Ricardo III antes de acceder al trono. 

Y también aportó glamour el actor Benedict Cumberbatch en la catedral. El actor, 'Sherlock' en la pequeña pantalla, leyó el poema 'Ricardo' que la escocesa Carol Ann Duffy escribió para la ocasión.

Casi coincidiendo con la ceremonia, la universidad de Leicester dio a conocer el miércoles (25 de marzo) que el actor está emparentado con Ricardo III, aun cuando sea de forma lejana. Cumberbatch ('The Imitation Game') se meterá en la piel del monarca en una película que rodará para el canal británico BBC.

La música de órgano y los cantos del coro subrayaron el carácter festivo de la ceremonia que en realidad no era un funeral. "No hay deudos", dijo el presidente el deán David Monteith. "En lugar de ello es más bien un saludo, una bienvenida, un reconocimiento de nuestra historia".

En las últimos días, decenas de miles de personas acompañaron los restos de Ricardo III en su último viaje desde las aulas de investigación de la universidad a la catedral o esperaron durante horas delante de la iglesia, para poder ver un instante el féretro.

A partir del viernes 27 de marzo, la iglesia volverá a abrir sus puertas y se podrá visitar libremente el lugar donde está enterrado el monarca. La ciudad de Leicester espera así que acudan numerosos turistas, ya que la noticia del "rey bajo un estacionamiento" dio la vuelta al mundo.

Pero no todos los británicos han sucumbido a la 'Ricardomanía'. El historiador siempre crítico David Priestland lamentó en el diario 'The Guardian' que la ceremonia evocase el culto a los santos la Edad Media.

Las imágenes de televisión desde Liecester "perpetúan una imagen contraproducente de Reino Unido en el extranjero. Puede que atraiga turistas y ayude a vender dramas de época pero perpetúa la imagen de una nación de parques temáticos irrelevantes obsesionada con su pasado monárquico", sostuvo el historiador. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)