11 de enero de 2018 00:00

Un proyecto para el rescate de las artesanías del país

Atiq promociona en el extranjero los artículos hechos por artesanos de Imbabura. Foto: Cortesía Atiq

Atiq promociona en el extranjero los artículos hechos por artesanos de Imbabura. Foto: Cortesía Atiq

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 17
Isabel Alarcón
Redactora ialarcon@elcomercio.com
(F-contenido intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Resaltar las artesanías ecuatorianas es el objetivo de un emprendimiento familiar que difunde el trabajo en cuero de artesanos de Imbabura y Loja.

Motivada por su admiración hacia las creaciones locales, Liliana Recalde Álvarez empezó a idear junto a su familia las formas en las que podrían resaltar las artesanías del país a escala internacional. Desde el 2011 empezó la labor de buscar asociaciones y cooperativas para lograr esta meta.

El nombre elegido para el emprendimiento fue Atiq, que en kichwa significa ‘vencedor’ o ‘que logra conseguir un objetivo’, cuenta Recalde. Para ella, esta es la palabra que define con mayor precisión todo el camino que debieron recorrer para lograr el resultado actual.

Recalde y su familia ahora se dedican a realizar el diseño de los artículos, que después son confeccionados por los artesanos. Se trabaja con productos ecuatorianos y de una manera ecológica. Con esto se refiere a que no utilizan químicos en el proceso. También utilizan el algodón para hacer las shigras y trabajan con papel reciclado.


A través de esta marca se ofrecen bolsos, estuches, billeteras, cinturas y una variedad de confecciones en cuero. Según Recalde, la idea es que cada vez se incluyan más artesanos en el proceso para beneficiar a toda la comunidad.

Martín Campos, su hijo, cuenta que intentan aportar desde el lado del cooperativismo y la economía solidaria, donde el trabajo de los artesanos esté enfocado a beneficios colectivos y no individuales.

Para esto, los motivan con la idea de relacionarlos con el mercado extranjero y los asesoran en cómo los acabados de los artículos deben cumplir con los controles de calidad de países europeos.

Actualmente, solo tienen un punto de venta en Ecuador y lo demás se ofrece en el mercado alemán. El año pasado participaron con las creaciones locales en la semana cultural de Ecuador en Qatar y en marzo tienen previsto lanzar una tienda en línea para poder promocionar el trabajo.

Según el catálogo de Atiq, con la venta de estos productos se está fomentando el rescate de los métodos de producción ancestral y se está apoyando la economía de las familias de artesanos locales para que puedan usar este trabajo como un sustento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)