9 de agosto de 2016 15:59

Los perros callejeros podrían causar la extinción de especies amenazadas, según especialista

En algunos países del mundo , los perros callejeros son considerados especies invasoras. Foto: Cortesía Abi Tamin Vanak.

En algunos países del mundo , los perros callejeros son considerados especies invasoras. Foto: Cortesía Abi Tamin Vanak.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 0
Carla Sandoval
Redactora (I)

Los perros callejeros pueden llevar a la extinción local de varias especies. Así lo han demostrado estudios realizados por el Dr. Abi Tamim Vanak, expuestos en el XII Congreso Internacional de Manejo de Fauna Silvestre en la Amazonía y Latinoamérica que se desarrolla entre el 8 y el 12 de agosto de 2016 en la Universidad San Francisco de Quito.

¿Desde hace cuánto tiempo el perro se convirtió en ‘el mejor amigo del hombre’? ¿Cómo interfiere esta nominación al control de la población canina en el mundo? ¿Qué se puede hacer al respecto? Son algunas de las preguntas que el especialista respondió durante su ponencia la mañana de hoy 9 de agosto de 2016.

El Dr. Tamim Ph. D. en Ciencias de Vida Silvestre inició su exposición con una imagen de la Ciudad Antigua de Jerusalem (Israel).

Esta alberga un museo en el que está el fósil de una mujer que está aferrada a un perro. Los restos tienen más de 14 000 años y son “la primera evidencia arqueológica de la domesticación del perro”, explicó.

El fósil más antiguo que documenta la domesticación de los perros data de hace 14 000 años. Foto: Cortesía Abi Tamim Vanak.

El fósil más antiguo que documenta la domesticación de los perros data de hace 14 000 años. Foto: Cortesía Abi Tamim Vanak.


Estudios realizados entre 2014 y 2016 muestran que hay un conflicto al momento de demostrar cuándo y dónde se domesticó al perro exactamente, pero algo es seguro, actualmente donde hay humanos, hay este animal. Los perros sobreviven, directa o indirectamente, gracias a las personas.

La población mundial de canes asciende aproximadamente al billón en la actualidad. Solo en Ecuador se estima que hay 3.2 millones de estos animales. Según cifras de la Secretaría de Salud del Municipio de Quito hay un can por cada cuatro habitantes, es decir, cerca de 500 000.

Independientemente de la fecha de la domesticación de los canes, desde este suceso su morfología ha cambiado. “Las mandíbulas se han vuelto más débiles, sus dientes caninos se han acotado y por lo tanto su fuerza de morder se reduce. Son menos eficientes al cazar”, explicó Tamim.

Desde su domesticación, la osamenta de los canes ha cambiado. Actualmente, sus mandíbulas son menos fuertes. Foto: Cortesía Abi Tamim Vanak.

Desde su domesticación, la osamenta de los canes ha cambiado. Actualmente, sus mandíbulas son menos fuertes. Foto: Cortesía Abi Tamim Vanak.

Pese a estos cambios en sus cuerpos, los canes, representan una amenaza a la fauna silvestre y a la salud de los seres humanos. Son el carnívoro más común del mundo.


Para demostrar los impactos de los perros en la fauna silvestre de India, el Dr. Junto a un equipo de investigadores, salió a la zona rural del país para realizar una pregunta a los ciudadanos: “¿Has visto a perros persiguiendo y atacando a vida silvestre?” Recibieron 400 respuestas.

resultados USFQ


Un 67% de los encuestados dijo haber visto a perros persiguiendo o atacando venados u otros animales similares. Un 17% observó lo mismo con zorros, un 7% con conejos, un 5% con monos y un 4% con ardillas. Todo esto en la India rural. La mayoría de los ataques se hicieron en manada.

Si bien la mayoría de los animales atacados por canes no se encuentran dentro de la lista roja de la UICN, hubo otros que sí lo estaban. Es el caso de los buitres y el . “Los perros, como cualquier otra especie invasora, pueden tener efectos devastadores en la vida silvestre”, aseguró Tamim.

Aunque se demostró que los perros y otros animales no compiten por comida, los primeros si impiden a los zorros, por ejemplo, conseguir alimento.

Esto se demostró en un estudio de campo en el que se puso a un can dentro de una jaula cerca de una bandeja con alimento. Los investigadores pudieron observar que la sola presencia del perro redujo en un 70% el acercamiento de los zorros por el alimento.


Pero el impacto de los perros que andan sueltos en las calles va más allá de ataques a la fauna silvestre, pues también son reserva de varios patógenos y pueden transmitir moquillo, rabia y parvovirus a otros animales. Algunas enfermedades pueden ser contraídas también por personas.

Para el investigador, es necesario que los seres humanos caigan en cuenta “de que los perros son animales de compañía. Fueron domesticados por los humanos, por lo que tenemos que tomar una decisión: o son salvajes, o son domésticos”, sentenció. Si se decide que son domésticos, “debemos hacernos responsables de ellos. No tener perros comunitarios o callejeros, porque esto quiere decir que nadie está tomando responsabilidad por ellos”.

Un perro cerca del cuerpo de un animal que acababa de matar. Foto: Cortesía Abi Tamim Vanak.

Un perro cerca del cuerpo de un animal que acababa de matar. Foto: Cortesía Abi Tamim Vanak.

Este problema, latente en países en vías de desarrollo, no se visualiza en países ya desarrollados que han tomado varios caminos para controlar la fauna urbana y ahora tienen leyes restrictivas sobre la tenencia.

Solo en Estados Unidos, dos millones de perros y gatos son sacrificados anualmente. En países en vías de desarrollo “parece que no quisiéramos ir en esa dirección”, dijo Tamim. “Hay que dibujar una línea y decir que tenemos que tomar control de la situación que se extiende tanto a los Derechos Humanos como a los Derechos de los animales”. Según el experto, la solución estaría en la política pública.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (3)