14 de septiembre de 2015 19:03

El Ministerio de Educación presentó plan para prevenir el consumo de drogas en los colegios

El proceso se inicia con la detección del caso, la valoración integral de la situación y la elaboración de un informe escrito.  Foto: Archivo/ EL COMERCIO

El proceso se inicia con la detección del caso, la valoración integral de la situación y la elaboración de un informe escrito. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 5
Andrea Gordón
Redactora (I)

Para combatir el consumo y comercialización del tabaco, alcohol, o sustancias psicotrópicas dentro de los establecimientos educativos del país, el Ministerio de Educación tiene un plan.

Precisamente, se activará un protocolo encabezado por los profesionales del Departamento de Consejería Estudiantil (Dece). Augusto Espinosa, ministro de Educación, indicó que esta institución y otros departamentos del Estado construyeron esta 'hoja de ruta'.

Una de las principales funciones de este proyecto es coordinar acciones dentro y fuera de las instituciones educativas con la Dirección Distrital de Educación, el Establecimiento de Salud, la Unidad de Policía Comunitaria, el ECU-911 y la Fiscalía General del Estado.

El proceso se inicia con la detección del caso, la valoración integral de la situación y la elaboración de un informe escrito. Este documento será remitido a la autoridad del establecimiento educativo con el objetivo de que se ponga en contacto con las instancias externas competentes.

Durante su diálogo semanal, Espinosa explicó que dentro de las instituciones educativas no está permitida la tenencia de drogas. Por ello, en el Acuerdo 0208-13, se declara al “Sistema Nacional de Educación como libre de tabaco, alcohol, narcóticos, alucinógenos, o cualquier tipo de sustancias psicotrópicas o estupefacientes”.

Además, el artículo 330 de la Ley Orgánica de Educación Intercultural considera una falta grave por parte de los estudiantes consumir o promover el consumo de alcohol, tabaco o sustancias estupefacientes o psicotrópicas ilegales dentro de la institución educativa, y una falta muy grave comercializar estas sustancias en el plantel educativo.

Las sanciones para los estudiantes que incumplan con este reglamento dependen de la acción que han cometido. Por ejemplo, las faltas graves se sancionan con la suspensión temporal de la asistencia a la institución educativa por máximo 15 días. Mientras que las faltas muy graves consisten en la suspensión por máximo 15 días o la separación definitiva del plantel.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (2)