1 de diciembre de 2014 21:10

El luto apacigua los pleitos de la vecindad

Los derechos de autor y conexos tensionaron las relaciones de Gómez Bolaños y el elenco.

Los derechos de autor y conexos tensionaron las relaciones de Gómez Bolaños y el elenco.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 37
Indiferente 4
Sorprendido 4
Contento 19
Redacción Espectáculos (I)

En La vecindad del Chavo del 8, los problemas se arreglaban con coscorrones; en la vida real no todo fue tan simple. Los personajes creados por Roberto Gómez Bolaños se hicieron tan famosos, que quienes los encarnaron tuvieron conflictos por derechos de autor y conexos.

Los personajes con más pleitos fueron La Chilindrina y Quico, interpretados por María Antonieta de las Nieves y Carlos Villagrán. Ambos decidieron empezar sus proyectos fuera de los programas de Chespirito, pero interpretando a esos personajes que los hicieron tan famosos.

De acuerdo con publicaciones mexicanas, con Villagrán -quien asistió al funeral de Gómez Bolaños, desdiciendo un supuesto impedimento a su presencia- se generaron roces profesionales.

Se cuenta que Quico le robaba popularidad al Chavo. “Esto generó envidia, egoísmo y ese tipo de cosas”, aseguró Villagrán, quien dejó de trabajar con Gómez en 1979.

Luego de su salida quiso hacer un programa solo con su personaje y se lo propuso a Emilio Azcárraga, de Televisa, quien consultó con Chespirito. Gómez Bolaños accedió, con la condición de que se le dieran los créditos del personaje. Villagrán no aceptó y viajó a Venezuela, donde grabó: ‘Kiko botones’ y ‘Federrico’, sin éxito.

En 1987 regresó a México para hacer con Ramón Valdés ‘¡Ah qué Kiko!’ (cambió el nombre por derechos)Valdés ya se había retirado de Chespirito por roces con Florinda Meza, pareja sentimental de Gómez.

Por su parte, la relación entre Chespirito y María Antonieta de las Nieves -quien actualmente realiza una gira de funciones por Ecuador- surgió en 1968, cuando fueron parte de ‘Los supergenios de la mesa cuadrada’.Luego, De las Nieves asumió nuevos papeles, sin dejar de lado a la Chilindrina.

De acuerdo con una biografía de Chespirito transmitida en Biography Channel, De las Nieves fue al registro notarial y puso a su nombre a La Chilindrina. La comediante aseguró en varias entrevistas, que el personaje era de su propiedad, porque ella hizo la caracterización de la ‘niña salpicada’.

En el 2002, Roberto Gómez Fernández, hijo de Chespirito, renovó los derechos de los personajes; pero La Chilindrina ya no era propiedad de su padre. Desde ese año hubo demandas solicitando la devolución del personaje.

El deceso de Roberto Gómez Bolaños también trae a la mente estos episodios, aunque los homenajes y los pésames, por parte de Villagrán y De las Nieves, devuelvan más una imagen de cordialidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (26)
No (5)