26 de febrero de 2018 00:00

Jóvenes ecuatorianos viajarán a Rumania, EE.UU., China y México con sus robots

En Robotatrix compiten estudiantes de primaria, secundaria y universidad con sus proyectos. Juan Carlos Barberán e Iván Barona, ganadores de Laberintos. Fotos: Julio Estrella / EL COMERCIO

En Robotatrix compiten estudiantes de primaria, secundaria y universidad con sus proyectos. Juan Carlos Barberán e Iván Barona, ganadores de Laberintos. Fotos: Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 14
Yadira Trujillo Mina. Red. (I)
tendencias@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con drones, kits de Lego que superan retos, seguidores de línea y robots que resuelven laberintos y que pelean, estudiantes latinoamericanos de primaria, secundaria y universidad compitieron en Robomatrix. Esla Liga Latinoamericana de Robótica.

El concurso fue el sábado, en la Universidad de las Américas (UDLA), de Quito. Al final se conoció a los estudiantes que ganaron un cupo a los concursos internacionales más importantes, en Rumania, EE.UU., China y México.

Mike Ruano y Richard Herrera, ganadores de Drones.

Mike Ruano y Richard Herrera, ganadores de Drones.


Los jóvenes participaron con prototipos, cuya elaboración les ha tomado largos períodos. Cada robot mostró sus destrezas, acordes con las cinco categorías que constituyeron la competencia. Estas son: Seguidor de línea, Laberinto, Sumo, Reto Lego y Drones.

En la categoría Seguidor de línea, los competidores resolvieron el circuito de una pista. En esta participaron robots con legos y avanzados. Ángel Fernández y Javier Chiliquinga, de la Universidad Técnica de Ambato, superaron la prueba en 15,27 segundos y ganaron en el nivel avanzado.

Nicolás Lascano, de 8 años, fue el ganador de la categoría Sumo Lego.

Nicolás Lascano, de 8 años, fue el ganador de la categoría Sumo Lego.


En Laberinto, la prueba consistió en resolver un laberinto, dentro de una pista con paredes, explicó Ángel Jaramillo, director de la ingeniería en Tecnologías de la Información de la UDLA.

El equipo integrado por Juan Carlos Barberán e Iván Barona ganó. Ellos terminaron el recorrido en el menor tiempo (19 segundos) y con cero penalizaciones.

Los jóvenes estudian en el noveno semestre de la Universidad de las Fuerzas Armadas (Espe), extensión Latacunga. Comentaron que llevarán dos prototipos nuevos para la competencia internacional que se les asigne.

Juan Revelo y Jorge Cisneros, ganadores de la categoría  Minisumo.

Juan Revelo y Jorge Cisneros, ganadores de la categoría Minisumo.


Minisumo fue una de las peleas de robots. La ganaron Juan Revelo y Jorge Cisneros, estudiantes de sexto semestre de la U. de las Américas.

En esa misma categoría estuvo la pelea de Sumo Lego, cuyo ganador fue el niño de 8 años Nicolás Lascano, quien pertenece a Ares Team.

Los robots demostraron sus destrezas de elevación, rotación y desplazamiento en el aire, en la categoría Drones.

En esta se evaluaron la velocidad y la destreza para resolver un circuito con obstáculos, en el menor tiempo posible.

Ángel Fernández y Javier Chiliquinga, ganadores de Seguidor  de línea.

Ángel Fernández y Javier Chiliquinga, ganadores de Seguidor de línea.


Los ganadores fueron Mike Ruano, estudiante de quinto semestre de la carrera de ­Ingeniería en Software, y Richard Herrera, del mismo nivel de la carrera de Tecnologías de la Información, ambos de la UDLA.

Reto Lego fue la competencia más larga y, a decir de Jaramillo, una de las más complejas. Explica que en ella, los estudiantes son puestos a prueba en un aula donde nadie les puede asesorar.

“Ellos traen un kit de Lego y se les coloca un reto para el que tienen alrededor de una hora y media para resolverlo”.

Por ejemplo, se propone a los jóvenes que el robot reconozca cubos de diferentes colores y los traslade a lugares indicados para cada color.

En esta categoría, ganaron Isaí Negrete y Sebastián Álvarez, de Robotic Minds. Ambos tienen 15 años.

Manuel Guzmán, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Solacyt), explicó que el destino de cada ganador se definirá de acuerdo con su trabajo.

Se evalúa -contó- que los chicos pasen por un proceso entre competencias nacionales, latinoamericanas y mundiales.

Los estudiantes de primaria y secundaria asistirán al mundial de Rumania, el Infomatrix, que se realizará en mayo.

Otros de secundaria y preparatoria irán a la Genius Olympiad de Nueva York, en junio.

Los universitarios estarán en el Robot Challenge de China, en agosto y los segundos y terceros lugares visitarán México en noviembre, para el Robomatrix continental, indicó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)