6 de September de 2014 10:00

Insanity es un ejercicio que le llevará al ‘límite’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Redacción El Comercio

Distintas rutinas de fitness han aparecido en los últimos tiempos, entre ellas, la más osada podría ser Insanity. Se trata de un desafío que lo reta a realizar series de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos en intervalos de alta intensidad por 60 días, ofreciendo quemar hasta 1 000 calorías por sesión.

Insanity, que en español quiere decir 'demente', fue creado en 2012 por el entrenador y bailarín estadounidense, Shaun T, quien basó sus series en la teoría de intervalos de máxima intensidad. La lógica de esta modalidad es trabajar al máximo por tres minutos y descansar por períodos cortos de 30 segundos.

Este tipo de ejercicio permite conseguir una buena resistencia física, lograr tonificación muscular y alcanzar la pérdida considerable de grasa. Beach Body, marca dueña de Insanity, asegura que el programa tiene que ir acompañado de una buena alimentación para conseguir mejores resultados. En este tipo de 'fitness' se utiliza solamente el cuerpo y las sesiones duran 45 minutos aproximadamente.

El entrenador de la selección nacional de Atletismo de Ecuador, Fredy Vivanco, opina que "desde la tensión dinámica, planteada por Charles Atlas (Angelo Siciliano) hace muchos años, han venido muchas formas de ejercicios". Añadió que “hay que preponderar que el ejercicio sea fundamentalmente aeróbico y hay que privilegiar la salud, desde el punto de vista fisiológico, a la forma que tenga el cuerpo”.

Siciliano es conocido como Charles Atlas por el personaje que representaba en la publicidad de su método Tensión Dinámica. El mismo es una serie de ejercicios isométricos que permiten tensar un músculo durante un tiempo y así lograr la tonificación del cuerpo.

Vivanco añadió que “la alta intensidad provoca que se produzcan desechos de la fatiga, fundamentalmente ácido láctico y aumenta la acidez del organismo“. Esto significa que se lleva el cuerpo al límite al elevar las pulsaciones cardíacas. Por ello, según explicó el entrenador, es necesario que cualquier programa de entrenamiento esté supervisado por un profesional.

Recomendó además a las personas que no están acostumbradas a realizar ejercicio físico y quieren practicar esta modalidad, que se realicen un electrocardiograma de esfuerzo “para ver si su corazón está bien, porque puede ser riesgoso”.

Foto: Gabriela Vivanco/ El Comercio

Foto: Gabriela Vivanco/ El Comercio


INSANITY EN QUITO


En Ecuador la ‘locura’ ya se ha apoderado de algunos centros de entrenamiento. Las rutinas de Insanity son comercializadas a través de video. Sin embargo, algunos lugares ofrecen entrenamientos bajo esta modalidad.

En este ejercicio no está permitido renunciar, quienes lo practican saben que a pesar de sudar y sudar y sudar, no pueden parar. El reto está en desafiarse a uno mismo y para esto la motivación mental es fundamental cuando el cuerpo ya no resiste.

Taga Insanity es el único centro acreditado en el país por la marca extranjera Beach Body. Sol Garzón y Andrés Bermeo son los instructores de este centro. Ellos comentaron que lo más importante del programa Insanity es “lograr un cambio en la vida de quienes lo practican”.

Además recalcaron que cualquier persona puede realizar el ejercicio siempre y cuando exista un acompañamiento de instructores preparados, que puedan modificar los ejercicios de acuerdo a las necesidades de cada individuo.

Carolina Mantilla ha hecho ejercicio toda su vida y después de probar varias formas de fitness encontró a Insanity, al principio practicó la modalidad con ayuda de los videos, pero “no sentía que era lo suficiente”. Comentó que ejercitarse con un grupo “te lleva a ir más allá. Te presionan, te presionan los otros, te presionas tú mismo; te llevas al límite”.

Mantilla dijo que se siente segura porque sabe que los instructores están capacitados para evitar que ocurran lesiones y para ello han personalizado sus rutinas.

La instructora de Taga, Pamela Galarza, comentó que “lo más difícil es venir a clases, de ahí lo demás es como que fluye, a pesar de que es súper fuerte el entrenamiento”. Agregó que existen alumnos que repiten hasta cinco veces el programa y cada vez se exigen más.

El programa de entrenamiento dura ocho semanas e incluye un pre chequeo médico, asesoría nutricional, personalización de los ejercicios de acuerdo al historial de lesiones o problemas de salud y el ‘coaching‘, que es la motivación para quien practica el entrenamiento.

Otro deportista, Santiago Guarderas, manifestó que después de comenzar Insanity ya no pudo parar. Él no es el único, Víctor Galarza dijo que la intensidad que exige el ejercicio trasciende el aspecto físico “luchas con tu mente y eso te sirve para todo en la vida”.​

Este último atravesaba por una crisis personal y cuando empezó a realizar dichas rutinas ”cambió todo”, porque le motivó a hacer más cosas.

Foto: Gabriela Vivanco/ El Comercio

Foto: Gabriela Vivanco/El Comercio

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)