2 de September de 2014 00:00

¿Cómo identificar si su hijo tiene dificultad en el aprendizaje?

Infografía: Pablo Parra / El Comercio.

Infografía: Pablo Parra / El Comercio.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sociedad  (I)
sociedad@elcomercio.com

Los exámenes en la escuela eran la "peor pesadilla” para Sebastián. Aunque estudiaba con la ayuda de sus padres, al momento de rendir las pruebas se demoraba el doble de tiempo que sus compañeros y le costaba comprender el contenido de las materias.

El pequeño de 8 años tenía un bajo rendimiento escolar. Sus padres pensaban que no estaba feliz en su entorno académico, por eso optaron por cambiarlo pero el problema persistía.

Después de consultar con una psicóloga le realizaron varias pruebas. Así, descubrieron que presentaba un trastorno específico del desarrollo de aprendizaje escolar (TEA) que, además, le había ocasionado una gran inseguridad.

El pediatra Richard Boada explica que este trastorno está basado en la discrepancia que existe entre la capacidad intelectual del individuo con su actual rendimiento escolar. Este es un problema en uno o más de los procesos psicológicos involucrados en la comprensión y en el uso del lenguaje, ya sea oral o escrito. Puede manifestarse como una dificultad para escuchar, pensar, hablar, leer, deletrear o hacer cálculos matemáticos .

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), para efectuar el diagnóstico deben presentarse déficits específicos en el rendimiento escolar que no sean consecuencias de alguna discapacidad visual, auditiva, problemas neurológicos graves o algún grado de retraso mental.

Estos trastornos, muchas veces, están acompañados con cambios en la conducta como problemas de hiperactividad. María Teresa Benítez, psicóloga clínica, explica que se trata de un cambio de comportamiento en el cual cualquier estímulo del exterior actúa como un distractor, lo que logra que no pueda enfocarse en un tema específico. Además, perturban constantemente la dinámica de la clase y a sus compañeros.

En algunas ocasiones, se recomienda que este síndrome de atención deficitaria e hiperactividad sea tratado con medicación química u homeopática dependiendo de su nivel. La psicóloga sugiere que en estos casos acudan a una escuela en las cuales el aprendizaje se lleve a cabo en grupos más pequeños. Las clases individuales y el acompañamiento tutorial son importantes para que puedan continuar con el proceso de aprendizaje.

Esto fue lo que recomendaron a Sebastián, quien empezó con la terapia acompañado de un psicopedagogo. En la escuela, los profesores también comprendieron el problema y así pudo mejorar sus calificaciones. Ahora tiene más tiempo para realizar las pruebas y en el área de matemáticas recibe apoyo para efectuar las operaciones más complejas.

Según Boada, los dos problemas más comunes son la dislexia, o dishabilidad para leer, y la discalculia (dificultad para hacer cálculos). Ambos están dentro de los problemas de cognición. En el primero, el niño tiene una dificultad para el reconocimiento de las palabras y su deletreo, por otro lado, la discalculia se refleja en la imposibilidad de hacer operaciones básicas, confusión de los dígitos que son similares y en la asociación entre el número y el objeto.

Hay evidencia que señala a factores genéticos y neuroanatómicos ligados con estos trastornos de aprendizaje. Además, se presentan anormalidades en la corteza cerebral, y defectos en el cerebelo y el tálamo, como lo explica el pediatra.

Los niños pueden demostrar estos problemas en diferentes edades, pero no se pueden diagnosticar antes de que las actividades sean apropiadas para su edad, por ejemplo a un niño de cuatro años no se le puede atribuir la dislexia, como lo explica Boada.

Cuando hay un seguimiento temprano, la psicóloga afirma que las personas pueden ir superándolo. Además es importante incentivar en los niños algún hobby que acompañe el proceso. Así se puede evitar que se sientan agobiados por su diferencia en el estilo de aprendizaje.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)