24 de enero de 2017 00:00

‘La Fractura del Siglo’, una mirada fílmica sobre los hechos y secuelas del nazismo

‘La Fractura del Siglo’ presenta una decena de  filmes, entre ­ficción y documental, sobre los  hechos y secuelas del nazismo

‘La Fractura del Siglo’ presenta una decena de filmes, entre ­ficción y documental, sobre los hechos y secuelas del nazismo. Foto: Archivo 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Fernando Criollo
Redactor (I)
[email protected]

La primera edición de ‘La Fractura del Siglo’ se hizo casi que por un impulso, explica la artista Sara Roitman sobre la necesidad de hacer del cine una herramienta de reflexión, en el marco del Día Internacional en memoria de las víctimas del Holocausto (27 de enero).

Un año después, esta muestra de cine celebra su continuidad con una segunda edición y 10 películas seleccionadas por la distribuidora local Vaivem.

Para la curaduría, Tomás Astudillo tomó como punto de partida dos ideas. Una sobre las nuevas formas de representación acerca de un tema ampliamente abordado en el cine, como las que descubre en el filme ‘El hijo de Saúl’. La otra, sobre la posibilidad que ofrece el arte para “salir de la oscuridad”, a partir de la comprensión sensible y crítica de la historia, que surge del análisis de una carta del filósofo Georges Didi-Huberman dirigida a László Nemes, director de la misma cinta.

Para Roitman, el cine es esa luz al final del “agujero negro” creado por el nazismo en la historia de la humanidad y esa es la idea bajo la que se perfila la muestra de este año.

La muestra se inaugura hoy con ‘El hijo de Saúl’, en una proyección con invitación. En la cinta, Nemes revive una de las peores tragedias del siglo XX desde la mirada de un judío que ‘trabaja’ en uno de los hornos crematorios de Auschwitz. Portador de un terrible secreto, este hombre que habita el infierno intenta hallar algún último vestigio de es­peranza y humanidad en un desesperado acto de piedad.

Nemes lo sigue muy de cerca con una cámara que deja fluir la acción en largos planos secuencia que, a pesar de mantener el entorno fuera de foco, permite el acceso a la devastación desde la intuición y un sonido que desgarra los sentidos.

Este es el inicio de un recorrido que también convoca a filmes como ‘Kapó’, con una propuesta que contrasta por la descarnada exposición de lo que sucede dentro de un campo de concentración.

También hay cintas como ‘Austerlitz’, ‘Mr. Gaga’, ‘Viajes’ o ‘Los sobrevivientes’, en los que se establece una relación con la historia desde el presente. ‘Hannah Arendt’, ‘Los últimos días’, ‘Lili Marlen’ y ‘El portero de la noche’ son fragmentos de un pasado que terminan de componer esta imagen panorámica de la historia.

Una muestra que, según Roitman, ejercite la memoria y se convierta en una forma de adquirir conciencia sobre una tragedia que recobra vigencia en la experiencia de recientes matanzas y desplazamientos impulsados por la violencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)