12/01/2016

La exhibición ‘La Suerte’ cuenta el mundo de las semillas

Daniel Moreno, Steven Dagenais y Sofía Acosta, durante el montaje de  la muestra. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Daniel Moreno, Steven Dagenais y Sofía Acosta, durante el montaje de la muestra. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 19
Gabriel Flores
Redactor (I)
gflores@elcomercio.com

A bordar los problemas que ocasiona el extractivismo a escala mundial de una forma poética fue lo que impulsó a Sofía Acosta, ‘La Suerte’, a montar ‘Esencial’, la muestra que se inaugura hoy, 12 de enero de 2016, a las 19:30 en la galería El Conteiner.

Para mostrar la preocupación que una buena parte de jóvenes de su generación por el cuidado del medioambiente, ‘La Suerte’ recurrió a las semillas y a sus guardianes.

En ‘Esencial’, la semilla no es solo vista dentro del ciclo de la siembra y la cosecha. Lo que hace ‘La Suerte’ en esta exhibición es expandir su concepto al de un elemento que da origen a la vida, y el símbolo alrededor del que giran todos sus cuestionamientos.

¿A qué está dando más valor la sociedad actual? ‘La Suerte’ cree que se está valorando más a la electricidad para el uso de ‘gadgets’ que al alimento que se necesita para vivir.

Durante el viaje que inició en enero del 2015, para conocer a los guardianes de las semillas, ella se encontró con Mimi y Jaime, dos estadounidenses que viven en Guaycuyacu, cerca de donde se construyó la represa de Manduriacu.

“Mimi y Jaime -dice-, preservaban más de 300 frutales de diferentes partes del mundo. Ahora, con la presencia de la represa, más de la mitad de su reserva está inundada”.

A esta pareja de estadounidenses y a todos los hombres y mujeres que conoció a lo largo de su viaje por el país es a quienes esta artista urbana quiere rendir un homenaje.

En su muestra se exhibirán cuadros sobre los guardianes de las semillas. Para pintar estas imágenes, que durante la exposición estarán acompañadas de algunos de sus objetos personales, utilizó pigmentos como el achiote, la col y la remolacha, todos provenientes de alimentos cosechados en un huerto que armó en su casa.

A los cuatro meses de tener toda una serie terminada, sus dibujos fueron desapareciendo. En medio de sus viajes conoció a Elías Mamallacta, un sabio de la Amazonía ecuatoriana quien le contó que podía utilizar sangre de drago para pintar sus cuadros.

Desde ese momento, la sangre de drago, un cicatrizante natural, se convirtió en un esencial para su muestra. Un elemento que también la ayudó a cicatrizar por dentro.

En ‘Esencial’, los visitantes podrán ver esta serie de cuadros pero también transitar por el Templo de la Semilla, un espacio construido con la colaboración del arquitecto Daniel Moreno y del músico Steven Dagenais ‘Stich’.

En esta sala, los visitantes podrán realizar un recorrido que contará con una instalación sonora y visual. “La idea -dice ‘La Suerte’- es que las personas sientan la fragilidad de la naturaleza y lo importante que es para la vida”.

Como parte de la muestra, también se exhibirá un bitácora del viaje a través de imágenes que recolectó de su diario personal. La exhibición estará abierta hasta el 22 de enero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)