18 de mayo de 2017 16:06

Estudiantes del Colegio Borja 3 ofertaron novedosos platillos en una feria de emprendimientos

Alrededor de 35 stands participaron en la feria de Emprendimiento organizada por el Colegio Borja 3. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Alrededor de 35 stands participaron en la feria de Emprendimiento organizada por el Colegio Borja 3. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 8
María Belén Merizalde
(I)

Mermelada de zanahoria y naranja, pastelillos de zapallo y remolacha, títeres y otros interesantes productos fueron parte de la VI Feria de Emprendimiento de la Unidad Educativa Borja 3, que se realizó durante la mañana de este jueves 18 de mayo del 2017 en los patios de la institución.

Alrededor de 35 stands participaron de esta iniciativa. "Lo que buscamos es promover el pensamiento y la investigación como parte esencial y fundamental en el desarrollo de la mente de nuestros estudiantes", comentó Javier Parra, docente del Colegio.

Luego de un proceso de meses en desarrollar la idea, los chicos pudieron mostrar y comercializar sus productos, tanto a sus compañeros, como a vecinos de la comunidad que decidieron acudir al sitio.

Karen Tapia, junto a cuatro compañeros, crearon una microempresa de pastelillos de frutas y vegetales. "Esta idea nació porque a muchos no nos gusta comer vegetales y estamos desperdiciando los beneficios que estos tienen. A través de un delicioso pastelillo podemos hacer que niños y jóvenes coman remolacha, zapallo o zanahoria", indicó la joven.

Alrededor de 35 stands participaron en la feria de Emprendimiento organizada por el Colegio Borja 3. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Otro de los stands que llamó la atención fue el de la microempresa hamburguesa vegetariana, que presentó una innovadora forma de alimentarse, pues cambiaron el pan por tortillas de verde y la carne por pescado.

"Es muy interesante este proyecto, porque se ve la investigación que han hecho los chicos y las nuevas ideas que ellos tienen", comentó Patricio Solís, uno de los asistentes.

Para Rafaela Armijos, estudiante de décimo año, este tipo de iniciativas les permiten tener seguridad y nuevos conocimientos sobre cómo se mueve el mundo de los negocios. "Esto puede servirnos incluso en la vida real. Hay gente que no consigue trabajo en su profesión, eso nos puede ocurrir, pero salimos preparados con experiencias como esta", dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)