9 de April de 2015 21:17

Solo el 10% de los docentes del magisterio tiene una maestría

Los docentes que estudian su maestría recibieron clases el miércoles pasado, con sus tutores españoles en el Centro de Convenciones Eugenio Espejo. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Los docentes que estudian su maestría recibieron clases el miércoles pasado, con sus tutores españoles en el Centro de Convenciones Eugenio Espejo. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 12
Gabriel Flores
Redactor (I)

Las plataformas en línea se han convertido en una nueva herramienta para la preparación académica de los docentes de escuelas y colegios.

Su uso se incrementó desde el 2011, año en que se aprobó la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI). Esta obliga a los profesores interesados en escalar en el escalafón docente a estudiar una maestría.

De los 140 000 profesores que forman parte del magisterio, solo el 10% (14 000 docentes aproximadamente) tienen estudios de cuarto nivel.

En el 2014, 2 322 de estos profesores fueron seleccionados para estudiar una maestría en una modalidad virtual. Un proyecto en el que el Gobierno invirtió, en su primer año, cerca de USD 18 millones.

Carlos Tamayo es profesor en el Colegio Provincia de Pastaza y uno de los beneficiarios de estas maestrías. Después de 32 años de enseñanza y preparación académica dice que es la primera vez que estudia a través de una plataforma en línea.

Aprender de esta forma -dice- ayuda a la autoformación. “Uno es el que tiene que investigar y autodisciplinarse para cumplir con los deberes y trabajos que periódicamente nos manda el profesor”.

Para manejar una plataforma virtual es necesario tener ciertas destrezas sobre el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

Elizabeth Mera, ingeniera en Sistemas y coordinadora de proyectos educativos de Infodesarrollo cree que esto ha sido clave para los docentes fiscales. Se están desaprendiendo de la formación tradicional de aprender y consecuentemente también de enseñar. “Se está superando ese modelo de tiza y pizarrón, para adentrarse al uso de herramientas web 2.0”.

Una de las actividades que más llamó la atención de Tamayo fueron los foros virtuales. Con su grupo de compañeros de la maestría va a crear un blog para compartir sus experiencias. Será un espacio para tratar de encontrar soluciones a los problemas que se les presenta en sus tareas. Para Mera, la participación en blogs es enriquecedora. Los docentes leen las opiniones de sus compañeros respecto a un tema específico y arman un debate que luego es complementado con las observaciones del profesor.
Los profesores encargados de guiar a los docentes ecuatorianos son españoles.

Forman parte de la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Nacional de Educación a Distancia y la Universidad de Barcelona.

Ángel Cervera Rodríguez es docente de la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid. Está en Quito desde finales de marzo. Llegó a la ciudad para dictar, durante dos semanas, la parte presencial de su cátedra dentro de la especialización en Literatura y Lenguaje.

Mera dice que toda educación en línea debe complementarse con un espacio de encuentro físico. Para ella es importante no deshumanizar los procesos educativos.

Una de las instituciones que más ha trabajado en temas de educación virtual es la Universidad Técnica Particular de Loja. Luján González, catedrática de la institución, agrega que las maestrías en línea ayudan a conciliar la profesión, la vida familiar y el estudio.

“A raíz de la LOEI todos los docentes necesitan adquirir competencias más altas”. La educación virtual o en línea ayuda a desarrollar habilidades como el hábito de la lectura, la comprensión lectora de textos complejos, el trabajo continuo y la actitud para investigar constantemente.

Eso fue lo que le sucedió a Marcos Toro, un docente con 29 años de experiencia en el magisterio. Para él, los temas que se han impartido dentro de la maestría le han permitido conocer nuevas metodologías de aprendizaje y de enseñanza que espera ponerlas en práctica con sus alumnos de la Unidad Educativa Liceo Naval de Esmeraldas.

Vanessa Calvas, subsecretaria de Desarrollo Profesional Educativo del Ministerio de Educación, aclara que uno de los objetivos de estas maestrías es especializar en temas de pedagogía a los docentes. Se trata -agrega Calvas- de reforzar todos los temas de didáctica de la enseñanza.

En este año, 7 300 docentes del magisterio se sumarán a este programa de maestrías virtuales. A las cuatro universidades españolas que los capacitan se integrarán 19 universidades españolas, dos universidades argentinas y una universidad chilena.

Este año, el costo de maestría por docente para el Ministerio de Educación será de USD 4 914. Para el nuevo proceso se dará prioridad a los docentes que tengan hasta 40 años.

En diciembre, Tamayo y Toro, al igual que sus 2 300 compañeros, terminarán su maestría. Para recibir su título de cuarto nivel tendrán que realizar un trabajo de investigación enfocado a mejorar un problema específico de una institución educativa de su zona. Mientras tanto, ellos continuarán alternando su cátedra con sus clases virtuales, foros en línea y lecturas complexivas.

En contexto

Este 13 de abril se celebra el Día del Maestro. En el Ecuador se preparan varios actos en reconocimiento. El Gobierno impulsa un cambio en el modelo de educación que incluye evaluación permanente de los profesores y la inversión en su capacitación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)