18 de febrero de 2015 11:37

Hallan en Colombia fósil casi completo de un reptil marino del cretácico

Según investigadores el Eonatator coellensis fue encontrado en rocas del periodo cretácico de hace alrededor de 80 millones de años. Foto: Agencia de Noticias de la Universidad Nacional de Colombia.

Según investigadores el Eonatator coellensis fue encontrado en rocas del periodo cretácico de hace alrededor de 80 millones de años. Foto: Agencia de Noticias de la Universidad Nacional de Colombia.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 6
Agencia EFE

Un fósil casi completo de un reptil marino prehistórico con restos de tejidos blandos preservados fue encontrado en el centro de Colombia, a varios centenares de kilómetros de la costa, informaron el pasado 17 de febrero fuentes académicas.

El hallazgo se produjo en el lecho de una quebrada seca en el municipio de Coello, situado en el centro del departamento del Tolima, razón por la cual al reptil se le dio el nombre de Eonatator coellensis, según la Agencia de Noticias Universidad Nacional.

Según la información, el fósil fue encontrado en rocas del periodo cretácico, de hace alrededor de 80 millones de años, por el profesor Luis Enrique Calderón y su hijo Ricardo, quienes informaron al Servicio Geológico Colombiano, en donde especialistas confirmaron que se trata de un mosasaurio perteneciente al género Eonatator de 2,8 metros de largo y un cráneo de 41,5 centímetros.

La paleontóloga colombiana María Páramo, profesora de la Universidad Nacional, se hizo cargo de la investigación y descubrió que las partes del reptil son color crema-rosa y se han conservado casi todas, menos la cola.

Según sus estudios, el reptil conserva 15 dientes, su cavidad torácica, abdominal y cuello completos y partes de la columna vertebral. Igualmente se pueden detallar cinco vértebras cervicales y 21 dorsales, cuatro pigales y 58 caudales.

Por la cantidad, morfología y longitud de las vértebras conservadas, se calcula que la cola fue de un largo similar al tronco del animal, explicó la especialista.

Los restos de tejidos blandos se encuentran en los pulmones y el páncreas así como en las fibras musculares que llegan a las costillas. "Uno de los aspectos que nos inquietó fue por qué no se preservó la piel, si se conservó lo de adentro", afirmó la investigadora.

Según Páramo, "por los rasgos geológicos se ve que no frecuentaba el mar abierto, sino un poco más cerca de la costa". "La forma anatómica de sus miembros anteriores y posteriores muestra que podía salir un poco al continente", agregó la paleontóloga.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)