30 de enero de 2017 00:00

Cañar mostró la diversidad en un desfile

El recorrido duró alrededor de cuatro horas, el jueves pasado y se realizó por las calles céntricas del cantón Cañar. Foto: Lineida Castillo/EL COMERCIO

El recorrido duró alrededor de cuatro horas, el jueves pasado y se realizó por las calles céntricas del cantón Cañar. Foto: Lineida Castillo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Lineida Castillo

Más de 5 000 danzantes y bailarines se pasearon por las calles céntricas de la capital de Cañar, en el tradicional Desfile de las Culturas. Fue un homenaje por los 16 años de la declaratoria del cantón como Capital Arqueológica y Cultural del Ecuador.

Es el desfile de mayor participación que –cada 26 de enero– congrega a centros educativos, instituciones públicas y privadas, comunidades, organizaciones sociales, campesinos, grupos de danza, artesanos de Cañar. El más reciente duró más de cuatro horas. Fue organizado por el Municipio.
 El 26 de enero del 2016, Cañar consiguió este reconocimiento por la cantidad de sitios de riqueza patrimonial, como el Castillo de Ingapirca y el Camino del Inca, su identidad cultural, costumbres y tradiciones y el mantenimiento de su lengua ancestral kichwa.


Estas riquezas fueron mostradas en el recorrido al que asistieron cientos de espectadores, que se ubicaron en las calles San Antonio, Bolívar, Borrero, Guayaquil, Javiera Nieto y 24 de Mayo. Hubo carros alegóricos decorados con motivos andinos.
Durante el desfile brilló el carro alegórico con la reina de Cañar, Adriana Miranda, quien lució un traje cañari con una falda negra, blusa bordada con pedrerías y joyas elaboradas con mullos.


Atrás estuvieron las autoridades de la ciudad y provincia y los más de cien grupos participantes. Los trajes de los danzantes cañaris, cholas cuencanas, otavaleños, salasacas, chibuleos, diablos de Píllaro, saraguros, afros y shuar llenaron de alegría el ambiente.
“Es una parte de la riqueza cultural del Ecuador. Somos guardianes de nuestra cultura”, aseguró el alcalde, Belisario Chimborazo. 


El Colegio San José de Calazans presentó a las vírgenes del sol. La Unidad Educativa Quilloac escenificó al Taita Carnaval, con sus danzas, contradanzas y el baile del Tucumán.
En cambio, la Escuela Fiscomisional Santa Rosa de Lima presentó su coreografía Uniendo Provincias. Las alumnas homenajearon a las 24 provincias con sus banderas y bailes de cada región. Para la representante de este plantel, Marlene Guerrero, fue una forma de unir a los pueblos.


Los estudiantes de la Escuela Ezequiel Cárdenas representaron –con danzas y trajes típicos– a las culturas cañaris y cholas cuencanas. “En este desfile cultural están presentes casi todas tradiciones de los pueblos. Es hermoso”, dijo la azogueña María Sigüencia.
Entre las representaciones más aplaudidas estuvieron las del Diablo Huma, la Diablada de Píllaro, la Mama Cañari, el Inti Raymi, el Carnaval y la Semana Santa.
También se representó a la chacana, conocida también como cruz del sur o cruz andina, que representa los elementos de la naturaleza como el 
sol, el aire, el agua y la tierra.


Durante las más de cuatro horas que duró el recorrido, la música folclórica sonó por los altoparlantes de los organizadores y con los grupos de música, que aún mantienen el uso de instrumentos andinos.
Otros participantes representaron la convivencia diaria de los cañaris, como el hilado de la lana de borrego, la comida comunitaria, el arado de la tierra, la siembra y la cosecha y el ordeño de vacas.


El desfile culminó pasadas las 13:00 y luego se efectuó la sesión solemne conmemorativa. También se realizó una expoferia de emprendedores, que mostró la gastronomía típica de la zona, biodiversidad y capacidad artesanal de los diferentes pueblos y etnias. La fiesta culminó con la Noche de la Interculturalidad, en el parque Central de Cañar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)