25 de agosto de 2017 00:00

El calzado escolar debe ser cómodo y práctico

Un contrafuerte firme y una plantilla con amortiguación en el talón evita las malformaciones. Foto: Ingimage

Un contrafuerte firme y una plantilla con amortiguación en el talón evita las malformaciones. Foto: Ingimage

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Ana Cristina Alvarado
Redactora (I)
[email protected]

Escoger los zapatos adecuados repercutirá en el desenvolvimiento diario de los escolares o colegiales y en la salud de sus pies.

Una compra inteligente comienza con la planificación de cuántos pares adquirir y qué frecuencia de uso tendrán.

Santiago Ponce, traumatólogo especialista en pie y tobillo, dice que comprar dos pares de zapatos al inicio del año escolar es suficiente, pues esto asegura una rotación saludable que permite que el calzado descanse pasando un día.

Hernán Darquea, director de la empresa de calzado infantil y juvenil Emicalza, señala que la rotación es importante para que el zapato respire y para no acelerar su desgaste. Lo ideal es procurar esta dinámica entre los días de deportes y los de uniforme de diario.

Comprar zapatos después del mediodía, pero no avanzada la tarde o en la noche, es recomendado por especialistas. Ponce respalda esta idea, pues indica que para esta hora el pie se ha hinchado un poco, por lo que así se asegura el ajuste perfecto.

Sin embargo, no es un tema para estresarse. Ernesto Mantilla, traumatólogo ortopedista, indica que no existen contraindicaciones de hora para comprar calzado infantil, pues la hinchazón es casi imperceptible.

La talla es un factor que preocupa a los padres, debido a que los niños crecen de forma rápida. Darquea advierte que los zapatos muy grandes afectan la movilidad y generan fatiga. Ponce aconseja comprar máximo una talla más grande, pero la ideal es la talla que indica el medidor metálico -gran parte de las zapaterías lo tienen- y comprar otro par de zapatos a lo largo del año si es que el pie crece.

Las plantillas pueden afectar a la estructura interna del zapato; el consejo es invertir en un buen par si se va a dar esta solución a los zapatos de hasta una talla más grandes.

Los padres también deben estar atentos a los materiales y a la estructura del zapato, para evitar fricción, sudoración, problemas al caminar o de mala posición corporal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)